sábado, 19 de noviembre de 2011

"De la culpa al agradecimiento"

XXXIV - Tiempro Ordinario - Jesucristo Rey del Universo
Este evangelio Mt. 25, 31-46, ha despertado fascinación y contradicción a lo largo de la historia. En el discurso sobre el juicio final,  se esboza paradójicamente, el sentido y alcance del amor cristiano. Un amor que llega a todo hombre independiente de su condición social, raza o religión.
Mateo de manera admirable resume todo el evangelio. Al final de la historia seremos juzgados en el amor y por el amor… La caridad y el reconocimiento de Cristo en el prójimo será el paradigma para examinar toda nuestra vida.
Durante mucho tiempo este texto también despertó temor y culpa. La imagen de un Dios juez ha atemorizado a los cristianos de tal manera que forjó en ellos una conciencia culpógena. El miedo al castigo eterno suscitó en muchos hombres y mujeres una fe voluntarista que les hacía creer que por sus buenas obras recibirían como premio una porción del Reino de los Cielos.
Nada más lejano al espíritu del evangelio está el concebir este pasaje como una instancia de amenaza de Dios. La intención del evangelista no está en “meter miedo” sino en suscitar el agradecimiento por el don de la vida eterna que hemos recibido.
El evangelio de Mateo no nos sugiere  vivir con miedo o culpa, sino vivir desde el agradecimiento…
Si nos detenemos a leer cuidadosamente el evangelio nos encontraremos que el “Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo” es para aquellos que reconocieron a Cristo en el prójimo.
Es decir, para todos aquellos que viven agradecidos con Dios por el don de la vida y de la redención y lo han reconocido en el hermano.
Creo firmemente que viviríamos mejor el evangelio si pudiésemos comprender profundamente que todo lo hacemos por los demás, los sacrificios que realizamos, las renuncias que asumimos es respuesta al amor que hemos recibido de Dios. El amor de Dios no se compra, se recibe, se asimila y mientras lo vivimos lo comunicamos también a los demás. Esto es así, siempre.
La ayuda al prójimo no puede convertirse en una instancia para tranquilizar la conciencia ni para alimentar al narciso que vive en nosotros. No sirve la ayuda que se da para verme como mejor cristiano. 
Jesús no ayudó a los pobres para tranquilizar su conciencia ni para demostrar a los demás su poder, sino que los ayudo porque se compadeció del hambre, de la sed, de la desnudez, y de la esclavitud en la que se encontraban.
Dios se ha compadecido de nosotros. Ha volcado sobre nosotros un amor tal que no renunció a entregar su vida para rescatar la nuestra.
Este texto del juicio no debe tomarse como una instancia en la que Dios pone en la balanza y pesa las obras que hemos realizado. No podemos seguir pensando que Dios nos llamará a su encuentro sólo para pedirnos un registro de nuestras buenas obras. ¡No podemos seguir viviendo con la culpa y el miedo a nuestras espaldas! 
El discurso del juicio es exhortativo. Jesús quiere animarnos a vivir a partir de sabernos salvados. Quiere que asumamos el compromiso de vivir como hijos que han heredado el Reino. 
Si pudiéramos sentir profundamente el agradecimiento viviríamos como hijos suyos que lo reconocen en los que necesitan.
Dios ha colmado nuestro hambre de amor y aceptación, sació la sed de esperanza y paz, nos vistió de dignidad y no nos abandonó en los momentos de dolor y soledad ¿No deberíamos estar agradecidos con Él por tanto bien recibido?
Creo que la imagen de un Dios que juzga en el amor y por el amor puede ayudarnos a limpiar la mala imagen que tenemos de Él. La imagen de un Dios que nos ama puede ayudarnos de una vez por todas a vivir como hermanos entre nosotros.

P. Javier  Rojas sj
Cuántas veces nos preguntamos con impaciencia porqué las cosas no se dan en "nuestros tiempos".
Cuando la impaciencia nos gana perdemos la perspectiva y nuestra mirada se nubla al punto de casi no poder ver.
Hay tiempo para todo y todo a su tiempo...Cada cosa llega cuando debe llegar, ni antes ni después. Si pudiéramos comprenderlo y hacerlo carne, cuánto más tranquilo viviríamos!!!
Señor te pedimos la gracia de saber esperar que todo suceda cuando Tú lo decidas...

Hay un momento para todo y un tiempo para cada cosa
bajo el sol:
un tiempo para nacer y un tiempo para morir,
un tiempo para plantar y un tiempo para arrancarlo plantado;
un tiempo para matar y un tiempo para curar,
un tiempo para demoler y un tiempo para edificar;
un tiempo para llorar y un tiempo para reír,
un tiempo para lamentarse y un tiempo para bailar;
un tiempo para arrojar piedras
y un tiempo para recogerlas,
un tiempo para abrazarse
y un tiempo para separarse;
un tiempo para buscar
y un tiempo para perder,
un tiempo para guardar y un tiempo para tirar;
un tiempo para rasgar y un tiempo para coser,
un tiempo para callar y un tiempo para hablar;
un tiempo para amar y un tiempo para odiar,
un tiempo de guerra
y un tiempo de paz.
(Eclesiastés 3)

viernes, 18 de noviembre de 2011

Cuando rezas, no sólo te descubres a ti mismo y descubres a Dios, sino que también descubres al prójimo. Porque, en la oración, no sólo profesas que las personas son personas y Dios es Dios, sino también que tu prójimo es tu hermana o tu hermano que vive a tu lado.
Henri Nouwen
POR QUIENES QUIERES REZAR HOY?

"Dios no existe"

Un hombre fue a una barbería a cortarse el cabello y recortarse la barba, como es costumbre en estos casos, entabló una amena conversación con la persona que lo atendía. Hablaban de tantas cosas y tocaron muchos temas. De pronto, tocaron el tema de Dios. 
El barbero dijo: 
- Fíjese caballero que yo no creo que Dios exista, como usted dice. 
- Pero, ¿por qué dice usted eso? -preguntó el cliente. 
- Pues es muy fácil, basta con salir a la calle para darse cuenta de que Dios no existe. 
O... dígame, acaso si Dios existiera, ¿habría tantos enfermos?, ¿Habrían niños abandonados? 
Si Dios existiera, no habría sufrimiento ni tanto dolor para la humanidad. 
Yo no puedo pensar que exista un Dios que permita todas estas cosas. 
El cliente se quedó pensando un momento, pero no quiso responder para evitar una discusión. 
El barbero terminó su trabajo y el cliente salió del negocio. Recién abandonaba la barbería, vio en la calle a un hombre con la barba y el cabello largo; al parecer hacía mucho tiempo que no se lo cortaba y se veía muy desarreglado. Entonces entró de nuevo a la barbería y le dijo al barbero: 
- ¿Sabe una cosa? Los barberos no existen. 
- ¿Cómo que no existen? -preguntó el barbero-. Si aquí estoy yo y soy barbero. 
- ¡No! -dijo el cliente-, no existen! porque si existieran no habrían personas con el pelo y la barba tan larga como la de ese hombre que va por la calle. 
- Ah, los barberos sí existen, lo que pasa es que esas personas no vienen hacia mí.
- ¡Exacto! -dijo el cliente-. Ese es el punto. 
Dios sí existe, lo que pasa es que las personas no van hacia él y no le buscan, 
por eso hay tanto dolor y miseria. 
Qué opinión tienes de esta frase: "La verdad siempre triunfa"
Sientes que es así?
Consideras que es preferible la verdad más dura a la mentira dibujada?
Porqué es tan importante la verdad para vivir sanamente?

El hombre o la mujer con un corazón gratuito es fácil de reconocer, porque se alegra y se asombra por lo que recibe. Y ya no mide ni compara, si es más o menos de lo que él ofreció antes. Se contenta de disfrutar lo que el otro puede y sabe compartir. El hombre y la mujer con un corazón gratuito no son seres ansiosos o atolondrados, porque saben disfrutar y sacar provecho del tiempo presente que viven.
P. Javier Rojas sj

jueves, 17 de noviembre de 2011

"Vayan por el mundo entero y anuncien el Evangelio" (Marcos 16.15)

La Palabra de Dios forja comunidades de creyentes. Así, El Evangelio En Casa conforma una comunidad virtual de amigos en el Señor.
"La proclamación de la Palabra de Dios en la edad digital requiere que estemos atentos a la importancia de las comunidades y redes digitales. Estas comunidades se forman por la implicación activa y las aportaciones de los participantes que las crean." ( Monseñor Claudio Maria Celli)

LA WEB NOS DA UNA GRAN OPORTUNIDAD DE EVANGELIZAR... CIENTOS DE MILES DE PERSONAS PUEDEN CONOCER MÁS DE JESÚS A TRAVÉS DE LA RED DE REDES.
AMIGOS, GRACIAS POR ENRIQUECERNOS CON SUS COMENTARIOS Y APRECIACIONES. SABOREAMOS JUNTOS LA PALABRA!!!

*Padre Javier Rojas sj
*Alejandra Vallina
La bondad no es una simpatía superficial, no es la sensibilidad afectuosa: es la intuición de la situación de otro, de su necesidad, de su llamamiento, de su corazón, de su drama íntimo; porque lo amo, porque entro en comunión con él, con su sufrimiento, y hago confianza a la capacidad de superación que en él existe.
La bondad no es un sentimiento dulzarrón, sino un sentimiento fuerte...

San Alberto Hurtado
Las personas con una imagen sana de sí mismas exigen respeto de los demás. Ellas mismas se dan buen trato, y con ello le indican al resto de la gente cómo debe tratárseles. 
Andrew Matthews

"El resultado de tu vida está en tus manos"

Necesitamos darles a los demás tanto raíces como alas.
Las raíces de toda existencia humana
son las raíces del valor personal, de la confianza en sí mismo.
Las alas de la existencia humana
son las alas de la responsabilidad propia.
El mensaje de las alas se da en esta forma:
“Tienes todo lo necesario para elevarte, para cantar tu canto,
para calentar al mundo con tu presencia.
La dirección de tu vuelo, el canto que entones
y el calor que comuniques a este mundo
es responsabilidad tuya…
Tienes que tomar tu vida en tus propias manos.
No debes de echar la culpa a los demás,
y quejarte de tu falta de oportunidades.
Tienes que tomar la responsabilidad plena
acerca del curso y dirección de tu vida…”
El mensaje de las raíces le dice a la persona:
“¡tienes con qué!”.
El mensaje de las alas: “¡Ve a por ello!”

John Powell, S.J.
Los cristianos hemos de aprender hoy a convivir con agnósticos, indiferentes o paganos. No son adversarios a apartar de nuestro camino. Si escuchamos su sufrimiento, descubriremos que son seres frágiles y vulnerables que buscan, como nosotros, un poco de luz y de aliento para vivir.
Jesús no es propiedad de los cristianos. Su luz y su fuerza sanadora son para todos. Es un error encerrarnos en nuestros grupos y comunidades, apartando, excluyendo o condenando a quienes no son de los nuestros. Sólo cumplimos la voluntad del Padre cuando vivimos abiertos a todo ser humano que sufre y gime pidiendo compasión.


José Antonio Pagola

En cualquier etapa de la vida en que nos encontremos, el crecimiento sigue siendo un proceso continuo: y ocurre en los tiempos de Dios…

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Si reduces tu vida a ver en blanco y negro, nunca verás el arco iris....
Si eres rígido y no consideras las opiniones de los otros...
Si crees tener siempre la razón....
Si sólo ves en "blancos" o "negros"...
Acaso no  adviertes que te vas quedando sólo?
En ocasiones hay que cambiar de perspectiva, abrir puertas y ventanas, mojarse con la lluvia y esperar que el arco iris te señale el tesoro...
No te contentes con ver la vida bicolor, cuando tienes tanto para disfrutar!!!
                                                                                              Ale Vallina
‎"La adversidad tiene el don de despertar talentos que en la prosperidad hubieran permanecido durmiendo..."

Qué opinas de esta frase?
Te ha ocurrido esto a ti?
En la adversidad has descubierto de cuánto eres capaz?
Dónde encuentro la paz?
Qué palabras me serenan?
Qué lugares me llenan de quietud y sosiego?
Soy instrumento de la paz de Dios?
Guadalupe, Guadalupe, nombre tan consolador, es el nombre de mi Madre, de la Madre de Dios...
‎"Quien vive "ungido por el Espíritu de Dios" se siente enviado de manera especial a anunciar a los pobres la Buena Noticia. Su vida tiene fuerza liberadora para los cautivos; pone luz en quienes viven ciegos; es un regalo para quienes se sienten desgraciados."

José Antonio Pagola

" Rasgó el silencio"


En tu silencio, la Palabra,
Y en tu Palabra, nosotros, silencio.
Cuando callas, hablan tus obras.
Y detrás de aquel gesto un gran silencio.
Silencio y Palabra,
La Palabra nos dijo en silencio,
lo que aquel hombre no oyó.
Y la palabra rasgó el silencio.
Promesa es  silencio.

                         P. Javier Rojas sj                                                                                                                               
Le has preguntado a tu familia que les gusta de ti? Cuáles son esas  virtudes, aquellas que te hacen único y maravilloso?
Tienes tantos dones…y talentos. Y en ocasiones te maltratas  tanto…
Si haces  una lista de tus capacidades, con honestidad y con sana estima, y te vieras tal como el Padre te ve: cuánto mejor te tratarías . Dejarías de faltarle el respeto a esa criatura extraordinaria que eres. Y cuánto más podrías regalar a los demás…
Por eso te propongo. Confecciona una lista secreta, entre Dios y tú. Un listado de tus dones. Te sorprenderás al descubrir cuánto bueno te habita, cuánto amor hay en tu corazón.
Y si aún tienes dudas y la lista es muy pequeña, pregúntale a tu esposo, a tu madre o a tu hijo. Entenderás porqué te aman y cuánto ofreces a tu prójimo…
Recuerda que estás “en proceso” y que nunca serás perfecto. Pero tienes tanto amor para ofrecer…
Eres un ser maravilloso, sólo falta que te convenzas de ello!!!
                                                                                                                         Ale Vallina

martes, 15 de noviembre de 2011

Aquí está la noche, Señor,
yo te entrego la obra de mis manos y de mi corazón.
Hay sombra y hay luz,
como en un universo en proceso de formación…
Pierre Teilhard de Chardin
"¿Qué hacemos con los hombres y mujeres que Dios nos envía también hoy para recordarnos su amor y su justicia? ¿Ya no hay entre nosotros profetas de Dios ni testigos de Jesús? ¿Ya no los reconocemos?"

«El que desee un caballo sin defecto que marche a pie»

Un proverbio latino dice «El que desee un caballo sin defecto que marche a pie». Nadie ha nacido sin defectos, y para los que gustan vestir de santo al ególatra, la vida no consiste en quitar defectos o atacar vicios solamente. Tenemos que aprender a ser humildes y sensatos y reconocer que tal vez logremos quitar algunas aristas de defectos, pero difícilmente logremos arrancarlos por completo del alma. Desgraciadamente hoy está muy de moda dos tendencias: La de los que creen que la santidad viene por la conquista de virtudes personales y minutos heroicos independientemente del amor y el servicio a los más pobres y necesitados. Y la santidad de los que se “escudan” con finísimos razonamientos sólo para maquillar la mediocridad y la falta de autocrítica tan necesaria para madurar sanamente.
La vida de Jesús cobra sentido para nosotros porque nos enseñó que la mejor manera de construir el Reino de su Padre es aprender a gobernar la propia vida. Con su vida nos enseñó que el gran desafío que tenemos que enfrentar como seres humanos es a no perder por completo aquello que nos hace verdaderamente hombres: la capacidad de amar en su doble vertiente -a nosotros mismos y a los demás-, hasta la entrega total.
P. Javier Rojas

¿Por qué «no»?

«Reconocer que no soy Dios, sino criatura es una de las realidades más difíciles de asimilar. Con frecuencia mis pensamientos, mis anhelos, mis deseos, mis maneras de resolver los problemas y hasta las decisiones que tomo llevan oculto este añorado y lejano capricho de “ser como Dios”. Desde que oímos por primera vez aquella propuesta, “serán como dioses”, no hemos dejado de buscarlo. ¿Cuántas veces pedimos deseando que las cosas sean como quiero? ¿Cuántas veces lloramos porque las cosas no son como soñamos?  Caminamos fatigosamente buscando colmar el  escondido y malicioso deseos de “sentirnos dioses”. ¡Pedimos a Dios que el mundo sea como yo quiero! Pobre soy.  Mendigo soy. Hombre amado por Dios que sólo busca ser su propio dios y así dejar de depender alguna vez de Aquel que no me concede que las cosas sean como yo quiero....» 

P. Javier Rojas SJ
Qué opinas de este grafitti? De alguna manera expresa lo que sientes en tus momentos de desasosiego y tristeza?

Roguemos al Señor nos otorgue la gracia de nunca creernos abandonados por Él, aunque el viento del desaliento nos tumbe. Aunque el dolor nos desconcierte y nos lastime. Aunque nada entendamos, y la aflicción sea enorme...
Que siempre podamos ver la Luz de tu esperanza, Señor. Y que tengamos la certeza de que todo tiene solución. De tu mano. En tu regazo.
Ale Vallina
"Tomad, Señor, y recibid toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad,
todo mi haber y mi poseer, Vos me lo disteis, a Vos, Señor, lo torno. Todo es vuestro. Disponed
a toda vuestra voluntad, dadme vuestro amor y gracia que ésta me basta."
Ignacio de Loyola.

lunes, 14 de noviembre de 2011

El mago le dijo a mi madre:
“Usted me cae bien, por eso le enseñaré algunos trucos…”
Y ella le contestó:
"No quiero saber porque dejaré de asombrarme,
¡y prefiero asombrarme a saber!"

Facundo Cabral

Qué te asombra?
Has perdido la capacidad de asombro?
Cómo crees que puedes recuperarla?

"Jesús fue verdaderamente libre. Su libertad estaba arraigada en su conciencia espiritual de que era el Hijo Amado de Dios.
Sabía en la profundidad de su ser, que pertenecía a Dios antes de haber nacido, que había sido enviado al mundo para proclamar el amor de Dios y que regresaría a Dios después de haber cumplido su misión.
Saber estas cosas le dio la libertad para hablar y actuar sin tener que complacer al mundo y el poder para responder al sufrimiento de la gente con el amor sanador de Dios.
Es por eso que el Evangelio dice: 'Toda la gente procuraba tocarlo, porque salía de él una fuerza que sanaba a todos' (Lucas 6:9)".
Henri Nouwen. La Libertad de Jesús. Pan para el Viaje
Misericordia = acompañar con mi corazón la miseria del otro, amar al otro con sus miserias. No es resignación, es aceptación...

Acostúmbrate a ser feliz



Tu felicidad depende en gran medida
de tu forma de ver las cosas.
La felicidad es un estado de ánimo
que nace en tu interior, y que por lo tanto,
no depende necesariamente de acontecimientos
externos favorables para producirse.

 Aunque pueda parecerte increíble,
lo cierto es que ¡Prueba a sentirte feliz
deliberadamente durante cinco minutos al día.

 No trates de sentirte feliz por algo en concreto,
limítate tan sólo a ser feliz.
Para lograr acceder a ese estado, 
recuerda cómo te sentiste uno de los días
más felices de tu vida e intenta reproducir
ese sentimiento en el momento presente.


Practicando con regularidad este ejercicio,
comprobarás que es posible sentirse feliz
a voluntad, y notarás día a día, cómo
 tus momentos de felicidad van en aumento.

La felicidad, al igual que sucede con la autoestima,
es algo que depende de nosotros mismos.
Aunque los demás puedan influir
en determinadas ocaciones sobre ella,
en última instancia, de ti depende ser feliz.

Repitete cuanto puedas:
¡Mi estado de ánimo depende de mí!

Jerry Minchinton

"Señor bendice mis manos"


Señor, bendice mis manos
para que sean delicadas y sepan tomar
sin jamás aprisionar,
que sepan dar sin calcular
y tengan la fuerza de bendecir y consolar.

Señor, bendice mis ojos
para que sepan ver la necesidad
y no olviden nunca lo que a nadie deslumbra;
que vean detrás de la superficie
para que los demás se sientan felices
por mi modo de mirarles.

Señor, bendice mis oídos
para que sepan oír tu voz
y perciban muy claramente
el grito de los afligidos;
que sepan quedarse sordos
al ruido inútil y la palabrería,
pero no a las voces que llaman
y piden que las oigan y comprendan
aunque turben mi comodidad.

Señor, bendice mi boca
para que dé testimonio de Ti
y no diga nada que hiera o destruya;
que sólo pronuncie palabras que alivian,
que nunca traicione confidencias y secretos,
que consiga despertar sonrisas.

Señor, bendice mi corazón
para que sea templo vivo de tu Espíritu
y sepa dar calor y refugio;
que sea generoso en perdonar y comprender
y aprenda a compartir dolor y alegría
con un gran amor.
Dios mío, que puedas disponer de mí
con todo lo que soy, con todo lo que tengo.
Sabine Naegeli

domingo, 13 de noviembre de 2011

Pregúntate a menudo: "Y yo, realmente, ¿qué quiero?"
Espera sin prisa la llegada de las respuestas... Y luego, si puedes, convierte en realidad eso que quieres.
¿CUÁL ES MI GRAN SUEÑO?
¿INTENTO VIVIR MI VIDA DE ACUERDO CON MIS SUEÑOS?
¿ME DOY PERMISO PARA DISFRUTAR DE LA VIDA Y SER FELIZ?
Estoy a tiempo, a la luz de la oración,de modificar el rumbo de mi vida para encontrar lo que realmente quiero...
Claro que sí!!!

Ale Vallina

Blogroll