sábado, 21 de enero de 2012

Dios nació en medio nuestro. Padeció la pobreza y la injusticia. Jesús sabe de qué se trata ser humano: ser niño, ser púber, ser adolescente y adulto… estar a mitad de camino. Por eso salva. A veces nosotros quisiéramos ahorrarnos el camino: ¡Es tan incómodo estar en medio!.
Hernán Rojas SJ.


'Si el alma busca a Dios, mucho más la busca su Amado a ella' 
San Juan de la Cruz
Querido Dios:
Estoy lleno de anhelos,
llenos de deseos,
lleno de expectativas.
Algunos se realizarán; muchos no, pero en
medio de todas mis satisfacciones y decepciones,
confío en ti.
Sé que nunca me dejarás solo
y que cumplirás tus promesas divinas.
Aun cuando parezca que las cosas
no siguen mi camino,
sé que siguen el tuyo
y que, finalmente,
tu camino es el mejor para mí.
¡Oh, Señor! Refuerza mi esperanza,
en particular cuando mis numerosos deseos
no se cumplen.
Nunca dejes que olvide que tu nombre es Amor.
Amén.
Henri Nouwen

viernes, 20 de enero de 2012

Si hoy, en este tiempo en el que estás viviendo, María se dirigiera a ti, con amor y ternura, pero a la vez con la firmeza y autoridad que le da el hecho de ser tu Madre y te dijera «te busco angustiada ¿Dónde estás hijo/a?»
¿Qué le responderías?
P. Javier Rojas sj
“Sea cual fuere el momento en que nos hallamos de nuestro desarrollo, y sea cual fuere lo que estemos haciendo, Dios nunca dejará de amarnos, corroborando cuanto de bueno hay en nosotros y comprendiendo tiernamente nuestras debilidades. No tenemos necesidad de cambiar ni de crecer ni de ser buenos para ser amados. Más bien es lo contrario: somos amados para que podamos cambiar, crecer y ser buenos”.
J. Powell sj

Aceptación
Hay cosas que nos toca aceptar, por muchos motivos. A veces te exigiríamos más. Nos preguntamos por qué no has hecho el mundo un poco más plácido. Por qué las vidas tienen tormentas. Por qué la libertad es un arma de doble filo. Por qué el amor a ratos duele. Por qué los pobres, las enfermedades, las muertes prematuras. Por qué los propios demonios que a veces muerden. Y aunque brota, una y otra vez, el deseo de que algo fuera distinto, también hay una sabiduría muy humana en aceptar parte de la vida como es. Aceptar alguna que otra dosis de fracaso. Aceptar la espera. Aceptar el Misterio…
Rodríguez Olaizola sj

Hay muchos que buscan "prodigios" en lugar de ver los "milagros". Hombres y mujeres que son más "curiosos" que personas de fe. Dios realiza actos dentro del curso normal de la naturaleza que no son menos admirables que los "prodigios"; en realidad son incluso más admirables: en Caná, Cristo transforma muy poca agua en vino, y sin embargo, Dios continuamente hace que la lluvia produzca el crecimiento de las vides; Cristo multiplica unos pocos panes, pero Dios repetidamente hace que una espiga con muchos granos crezca a partir de uno solo; Cristo vuelve a varias personas a la vida, pero Dios da diariamente la vida a muchas más... Cristo nos revelo sólo una "pequeña" parte del poder inmenso de Dios, el resto debes descubrirlo tu. ¿Dónde lo encuentras? Tus ojos que buscan ¿prodigios o milagros? 

jueves, 19 de enero de 2012

Todos hemos nacido con un valor único e incondicional. A lo largo de la historia de la humanidad, cada uno de nosotros es un misterio irrepetible, creado a imagen y semejanza de Dios. Pero sólo podemos conocernos a nosotros mismos cuando nos reflejamos en los ojos de los demás.
 J. Powell sj
Crean en esta Buena Noticia. Tómenla en serio. Despierten de la indiferencia. Movilicen sus energías. Crean que es posible humanizar el mundo. Crean en la fuerza liberadora del Evangelio. Crean que es posible la transformación. Introduzcan en el mundo la confianza.
José Antonio Pagola
Gracias, Señor,
muchas gracias por todos
los dones que me entregas.
Gracias por todo lo que vi,
escuché y recibí.
Por el agua que me lava,
por la ropa que me viste,
por el pan que me sustenta.
Por la casa, por los padres,
hermanos y amigos.
Por los conocimientos,
esfuerzos y trabajos.
Por el tiempo que me diste,
por la vida que me ofreces,
por la bendición de todos los días.
Gracias por estar conmigo, Señor.
Gracias porque me escuchas
y porque me tomas en serio.
Gracias porque recibes
mi agradecimiento de hoy.
Gracias, Señor, muchas gracias.
 Schlesinger-Porto
Una persona que sigue totalmente al Señor es aquella que cree que las promesas de Dios son totalmente confiables.

miércoles, 18 de enero de 2012

Cuando una persona alza su mirada hacia Él, hacia Jesucristo,
le sobreviene una transformación, en comparación
con la cual la mayor revolución es una nimiedad.
Consiste, sencillamente, en que quien alza la mirada hacia
Él, cree en Él, puede llamarse y ser aquí en la tierra hijo de
Dios. Es ésta una transformación interior que, sin embargo,
resulta imposible que se quede en algo puramente interior.
Por el contrario, cuando se produce, se abre paso
con fuerza hacia fuera. A esa persona le amanece una gran
luz, intensa y constante. Y precisamente esa luz se refleja
en su rostro, en sus ojos, en su conducta, en sus palabras y
en su manera de comportarse. A una persona así, incluso
en medio de sus preocupaciones y sufrimientos, pese a todos
sus suspiros y gruñidos, se le causa una alegría: no una
alegría gratuita y superficial, sino profunda; no pasajera, sino
permanente. Y precisamente esa alegría lo convierte,
aun cuando esté triste y sus circunstancias sean igualmente
tristes, en una persona de la que, en el fondo, se adivina
que es una persona alegre. Digámoslo con franqueza: ha
recibido algo por lo que reír, y no puede reprimir esa risa
ni siquiera cuando, por lo demás, no tiene nada de qué reír.
No se trata de una risa malvada, sino bondadosa; ni de
una risa sarcástica, sino amable y consoladora; tampoco es
una risa diplomática, como se ha hecho habitual en el ámbito
de la política, sino una risa sincera, procedente de lo
más profundo de su corazón.

Kart Barth.
Dios sana a los quebrantados de corazón,
y venda sus heridas.
Salmo 147, 3

“Dios nos deja elegir. Decir si o no al amor. Dejarme a mí la elección es respetar mi libertad de persona. Dios, que me ama en libertad, quiere mi amor en libertad. Esto significa que Él no es una posibilidad. La vida eterna no es un hecho predeterminado. Es el fruto de nuestra respuesta humana”.
Henri Nouwen
Me da miedo, Señor, decirte "sí",
porque... ¿a dónde me vas a llevar?

Me da miedo de que me toque la "gran suerte".
Me da miedo firmar un acuerdo sin leerlo.
Me da miedo un "sí" que luego trae muchos "síes"...

Me da miedo poner mi mano en la tuya
porque... no me la vas a soltar.

Me da miedo mirarte a los ojos
porque me vas a hipnotizar.

Me da miedo lo que me vas a exigir
porque eres un Dios muy insistente...
pero voy a responder que sí.
Soy un débil pero ayudado
de tu gracia lo conseguiré. 

Amén

martes, 17 de enero de 2012

En las manos de Jesús
lo poco se multiplica,
lo pequeño se engrandece,
lo insignificante se vuelve valioso,
lo insuficiente se vuelve abundante,
los escasos recursos son completados,
lo común se convierte en milagro.
Qué hago en concreto para revertir la pobreza en mi pueblo, en mi ciudad, en mi país? Cómo ayudo a los que menos tienen? Me comprometo sinceramente, de corazón? O sólo de la boca para afuera?

No intentes saber porque se cerró una puerta en tu vida, cuando se te abra la próxima, lo comprenderás...
Dios es inaccesible al instrumento
científico, al crisol, a la retorta. . .
Pero es siempre accesible para el alma.

Nunca despejarán su inmenso enigma
la suficiencia y el orgullo humanos,
cual si fuese ecuación. El telescopio
no habrá de sorprenderle entre los orbes,
ni la lente del ultramicroscopio
le encontrará en las células.

Él dio su ley al universo, y calla,
recatando su faz en lo absoluto.

Pero que el triste y conturbado espíritu
le busque como al súmum de los bienes,
y allá en lo más profundo de sí mismo,
la voz maravillosa del ABISMO
le dirá con amor: ¡AQUI ME TIENES!

Amado Nervo

lunes, 16 de enero de 2012

No pierdas el tiempo dolido por las consecuencias de todos tus fracasos. Aprende de ellos.
Aprende de todas las lecciones que se presentan en tu vida. Contempla el lado positivo de cada una de las experiencias y reanímate de todos los fracasos y errores cometidos. No te autocastigues, sino aprende…
Un ángel  me llega de pronto.
Y trae noticias lejanas.
Apenas me rozan sus alas,
y siento que es mensajero.
“Te ama”, “te ama”, me ha dicho.
“Y eres su hija adorada”.
“No temas”, ya llega a calma.
“No temas”, ya viene el milagro.
Y mientras, lo miro alejarse
comprendo el amor tan inmenso…
Me trae las buenas noticias,
no quiere que dude en las pruebas.
© Ale Vallina
Cuando apresamos
las cosas y las personas,
nos convertimos
en carceleros,
que también tienen
que estar en la cárcel
para que no se les escape
ningún preso.
Cuando dejamos
volar al pájaro,
rodar el oro
y alejarse los seres
que más queremos,
vivimos libres
para ir a cualquier parte
y estrenar el futuro
donde aparezca el Reino.

Benjamín González Buelta, SJ

domingo, 15 de enero de 2012

Por qué te adoro
Porque nos amas, tú el pobre.
Porque nos sanas, tú herido de amor.
Porque nos iluminas, aun oculto, 
cuando la misericordia enciende el mundo.
Porque nos guías, siempre delante, 
siempre esperando,
te adoro.
Porque nos miras desde la congoja
y nos sonríes desde la inocencia.
Porque nos ruegas desde la angustia
de tus hijos golpeados,
nos abrazas en el abrazo que damos
y en la vida que compartimos
te adoro.
Porque me perdonas más que yo mismo,
porque me llamas, con grito y susurro
y me envías, nunca solo.
Porque confías en mí, 
tú que conoces mi debilidad
te adoro.
Porque me colmas
y me inquietas.
Porque me abres los ojos
y en mi horizonte pones tu evangelio.
Porque cuando entras en ella, 
mi vida es plena, te adoro.
José M. R. Olaizola sj
“Las personas más hermosas que he conocido son aquellas que han conocido las derrotas, el dolor, que han conocido las luchas, las pérdidas y que han encontrado su camino de salida desde las profundidades". 
Elisabeth Kübler-Ross

Blogroll