sábado, 23 de junio de 2012


¡Qué maravilla poder morirse sabiendo que nuestro paso por el mundo no ha sido inútil, que gracias a nosotros ha mejorado un rinconcito del planeta, el corazón de una sola persona! ¡Y qué espantosa esterilidad la de descubrir, a la llegada de la muerte, que hemos sido el bufón de muchos, pero que los más nos despreciaban a la misma hora en que nos admiraban, aplaudían
o rociaban de incienso! 
J.L. Martín Descalzo

No es conformismo...
Es aceptar la vida como es...
Cuento para reflexionar.


Una mujer muy sabia se despertó una mañana, 
se miró al espejo, 
y notó que tenía solamente tres cabellos en su cabeza. 
'Hmmm' pensó, 'Creo que hoy me voy a hacer una trenza'. 
Así lo hizo y pasó un día maravilloso. 
El siguiente día se despertó, 
se miró al espejo 
Y vio que tenía solamente dos cabellos en su cabeza. 
'Hmmm' dijo, 
'Creo que hoy me peinaré de raya en medio' 
Así lo hizo y pasó un día grandioso. 
El siguiente día, cuando despertó, 
se miró al espejo y notó 
que solamente le quedaba un cabello en su cabeza. 
'Bueno' se dijo, 'ahora me haré una cola de caballo.' 
Así lo hizo, y tuvo un día muy, muy divertido. 
A la mañana siguiente, cuando despertó, 
corrió al espejo y enseguida notó 
que no le quedaba un solo cabello en la cabeza. 
'¡Qué Bien!', exclamó. 
'¡Hoy no me tendré que peinar!'


Eres como la mujer del cuento? O te rebelas ante las circunstancias que te pone la vida?
Aceptas la vida o te enojas con ella?

Si llego a mi destino ahora mismo, lo aceptaré con alegría, y si no llego hasta que transcurran diez millones de años, esperaré alegremente también.
Walt Whitman 


Del Evangelio de hoy
Así que no se preocupen, preguntándose: ¿Qué vamos a comer? o“¿Qué vamos a beber? o ¿Con qué vamos a vestirnos? Todas estas cosas son las que preocupan a los paganos, pero ustedes tienen un Padre celestial que ya sabe que las necesitan. 
Mt 6, 24-34.

viernes, 22 de junio de 2012




Las personas son como los vitrales-vidrieras. Brillan cuando el sol está afuera, pero cuando la noche se instala su verdadera belleza se revela sólo si hay una luz desde dentro.
ELISABETH KUBLER ROSS

La despedida de SantoTomás Moro a su hija:


"Ten, pues, buen ánimo, hija mia, y no te preocupes por mi, sea lo que sea que me pase en este mundo. Nada puede pasarme que Dios no quiera. Y todo lo que él quiere, por muy malo que nos parezca, es en realidad lo mejor".


Señor concédenos la fe en la Providencia de Santo Tomás Moro. Amén



¿Te preguntas si estás educando bien a tus hijos? San Pablo aconseja enseñar lo siguiente, ¿que opinas?


«No sigas la corriente del mundo en que vivimos, sino que transformémonos por la renovación de nuestra mente. Que el amor sea sincero. Aborrezcan el mal y cuiden todo lo bueno. En el amor entre hermanos: demuéstrense cariño unos con otros. En el respeto: estimen a los otros como más dignos. En el cumplimiento del deber: no sean flojos. En el Espíritu sean fervorosos, y sirvan al Señor. Tengan esperanza y estén alegres. En las pruebas; sean paciente. Oren en todo tiempo. Con los creyentes necesitados: compartan con ellos. Con los que estén de paso: sean solícitos para recibirles en su casa. Bendigan a quienes los persigan: bendigan y no maldigan. Alégrense con los que estén alegres, lloren con los con otros. No busquen las grandezas, sino más bien lo humilde. No confíen en su propia sabiduría. No devuelvan a nadie mal por mal; procuren hacer el bien delante de todos los hombres». Rm 12, 2.9-17.21

El amor se debe poner más en las obras que en las palabras.
San Ignacio de Loyola [EE 230]

Del evangelio de hoy

No amontonen riquezas aquí en la tierra, donde la polilla destruye y las cosas se echan a perder, y donde los ladrones entran a robar.
Más bien amontonen riquezas en el cielo, donde la polilla no destruye ni las cosas se echan a perder ni los ladrones entran a robar. Pues donde esté tu riqueza, allí estará también tu corazón.
Mt 6,19-23.

jueves, 21 de junio de 2012




Reina en mí la oscuridad, 
pero en Ti está la luz; 
estoy solo, pero Tú no me abandonas;
estoy desalentado, pero en Ti está la ayuda;
estoy intranquilo, pero en Ti está la paz;
la amargura me domina, 
pero en Ti está la paciencia;
no comprendo tus caminos, 
pero Tú sabes el camino para mí.
Bonhöeffer, Dietrich.




Cuando vayan mal las cosas,
como a veces suelen ir;
cuando ofrezca tu camino
sólo cuestas que subir;
Cuando tengas poco haber,
pero mucho que pagar,
y precises sonreír
aun teniendo que llorar;
cuando el dolor te agobie
y no puedas ya sufrir,
descansar acaso debes ...
!pero nunca desistir!
Tras las sombras de la duda,
ya plateadas, ya sombrías,
puede bien seguir el triunfo,
no el fracaso que temías;
y no es dable a tu ignorancia,
figurarte cuán cercano
puede estar el bien que anhelas
y que juzgas tan lejano.
Lucha, pues, por más que tengas
en la brega que sufrir ...
!Cuándo esté peor todo,
más debemos de insistir!




No es Dios el juez inmisericorde, nosotros lo somos
Anselm Grün



“¿Desalientos? Vendrán. Fracaso aparente o real, abandono, incomprensión, incluso por parte de amigos y superiores; todo esto tiene que saborear el servidor de Cristo, el que quiere ir tras Él. Pero mientras esté unido con Él, las tinieblas sólo podrán tener poder sobre él un momento.”
 San Alberto Hurtado


  21 de junio: Fiesta de san Luis Gonzaga, jesuita que murió en Roma contagiado por la peste cuando atendía a las personas afectadas. Cuentan los testigos: " "Daba horror ver a tantos que se estaban muriendo. Andaban desnudos por el hospital y se caían muertos por los rincones y por las escaleras, con un olor insoportable. Yo vi a Luis servir con alegría a los enfermos, desnudándolos, metiéndolos en la cama, lavándoles los pies, arreglándolos, dándoles de comer, preparándolos para la confesión y animándolos a la esperanza. Luis no se separaba de los más enfermos y de peor aspecto".

miércoles, 20 de junio de 2012




Las mejores cosas de la vida no pueden lograrse por la fuerza…Puedes obligar a comer, pero no puedes obligar a sentir hambre; puedes obligar a alguien a acostarse, pero no puedes obligarle a dormir; puedes obligar a que te elogien, pero no puedes obligar a sentir admiración; puedes obligar a que te cuenten un secreto, pero no puedes obligar a inspirar confianza; puedes obligar a que te sirvan, pero no puedes obligar a que te amen…
M.S.




Dios no coarta nuestra libertad de elección. No nos ahoga, no nos presiona. Es puro respeto y paciencia. 
Porque Él confía en nosotros y apuesta por nosotros es que nos otorga libertad de acción. Podemos elegir seguir esto o aquello. Hablar o callar. Venir o ir. Caminar o correr. Ayudar o seguir de largo. Todas las posibilidades pasan ante nuestro corazón...
Si bien nada de lo que elijamos hará que Él nos ame menos, “la lógica del amor” es que deseemos que quién amamos elija lo que lo plenifica y lo hace mejor persona...
Eso quiere el Padre de nosotros. Nuestra plenitud de hijos de Dios. Nuestra felicidad y nuestra perfección...
@Ale





Evangelio de hoy


Tengan cuidado de no practicar su justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos: de lo contrario, no recibirán ninguna recompensa del Padre que está en el cielo. 
Por lo tanto, cuando des limosna, no lo vayas pregonando delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser honrados por los hombres. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa. 
Cuando tú des limosna, que tu mano izquierda ignore lo que hace la derecha, 
para que tu limosna quede en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. 
Cuando ustedes oren, no hagan como los hipócritas: a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa. 
Tú, en cambio, cuando ores, retírate a tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. 
Cuando ustedes ayunen, no pongan cara triste, como hacen los hipócritas, que desfiguran su rostro para que se note que ayunan. Les aseguro que con eso, ya han recibido su recompensa. 
Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, 
para que tu ayuno no sea conocido por los hombres, sino por tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. 
Mateo 6,1-6.16-18.

martes, 19 de junio de 2012




El Señor ha susurrado algo al oído de las rosas, por eso se abren cada día a la caricia luminosa. 
Rumi



Tú luchas, perseveras y transitas el camino, lo demás lo hace Dios...



La creatividad es la expresión de la presencia de Dios en mis manos, ojos, cerebro: en todo mi ser…



La humildad es la capacidad de deletrear exactamente lo que soy sin perder la paz, y sabiendo que soy amado incondicionalmente por Dios
Carlos Morfin Otero SJ




Un proverbio latino dice «El que desee un caballo sin defecto que marche a pie». Nadie ha nacido sin defectos, y para los que gustan vestir de santo al ególatra, la vida no consiste en quitar defectos o atacar vicios solamente. Tenemos que aprender a ser humildes y sensatos y reconocer que tal vez logremos quitar algunas aristas de defectos, pero difícilmente logremos arrancarlos por completo del alma. Desgraciadamente hoy está muy de moda dos tendencias: la de los que creen que la santidad viene por la conquista de virtudes personales y minutos heroicos independientemente del amor y el servicio a los más pobres y necesitados. Y la de los que se “escudan” con finísimos razonamientos sólo para maquillar la mediocridad y la falta de autocrítica tan necesaria para madurar sanamente. 
La vida de Jesús cobra sentido para nosotros porque nos enseñó que la mejor manera de construir el Reino de su Padre es aprender a gobernar la propia vida. Con su vida nos enseñó que el gran desafío que tenemos que enfrentar como seres humanos es a no perder por completo aquello que nos hace verdaderamente hombres: la capacidad de amar en su doble vertiente -a nosotros mismos y a los demás-, hasta la entrega total.
P. Javier Rojas sj



A veces la evangelización se piensa como transmisión de un mensaje. Creo que la evangelización es más bien promesa de vida. El Evangelio se define a menudo como “Buena Nueva”…¿Y qué mejor Buena Nueva que la de dar razón y ganas de vivir ? Un ser humano sin ganas de vivir pierde su humanidad. Una persona que no encuentra sentido a su vida deja de ser persona. Y se convierte entonces en un cuerpo donde la sangre corre, pero donde la vida no circula. Vivir es tener ganas de vivir. Y el Evangelio es una invitación a arrancar vida de la muerte.
Elena Lasida




Evangelio de hoy


Mateo 5,43-48. Ustedes han oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. 
Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores; 
así serán hijos del Padre que está en el cielo, porque él hace salir el sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos. 
Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos? 
Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos? 
Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo. 
Mateo 5,43-48. 

lunes, 18 de junio de 2012




"Señor, no soy digno de que entres en mi casa...pero una palabra Tuya bastará para sanarme.”


Convéncete. No es solo una frase.
La Palabra de Dios es siempre vivificante cuando entra en el corazón. Derrumba prejuicios, tiende puentes, acaricia y consuela. Da de comer al hambriento y de beber al sediento. Educa, sostiene y da vida. Perdona, alegra y conforta. 
Somos indignos pero amados…Profundamente amados. 
@Ale Vallina.
Los Dones, talentos y carismas son como tesoros de gran peso. Para evitar que ese peso nos aplaste debemos usarlos en beneficio de los demás. Sino no sirven…

A pesar de lo tenebroso de leer los diarios… que las circunstancias no nos roben la sonrisa, y que los meses no nos tengan en la cuerda floja. El optimismo es un bien escaso que hay que proteger.


 Elena Lozano Santamaría

Haber experimentado a Dios en la plenitud del tiempo nos deja con el deseo de estar con Dios y de proclamar a Dios a los otros, tal como nosotros lo experimentamos. Y es un deseo que dura toda la vida.
Algunas personas dicen: 'yo soy una persona común y corriente, no soy un místico'. Aunque algunas personas tienen experiencias únicas de la presencia de Dios, y por lo tanto tienen misiones únicas para cumplir, anunciando la presencia de Dios en el mundo, todos nosotros (educados o ignorantes, ricos o pobres, visibles u ocultos) podemos recibir la gracia de ver a Dios en la plenitud de los tiempos.
Esta experiencia mística no está reservada para unas pocas personas excepcionales. Dios quiere ofrecer ese don a todos sus hijos, de un modo u otro.
Pero debemos desearlo. Debemos mantenernos atentos e interiormente alertas. Hay personas a quienes la experiencia de la plenitud de los tiempos les viene de manera espectacular, como sucedió con san Pablo cuando cayó al suelo desde su cabalgadura en el camino a Damasco (Hechos 9:3-4). Pero a algunos nos viene como un murmullo o una brisa muy suave que toca nuestras espaldas (1 Reyes 19:13).
 Dios nos ama a todos y quiere que todos lo sepamos de una manera muy personal.
Henri Nouwen.


Señor te pido que transformes mi corazón de piedra en un corazón de carne, capaz de ayudarte a construir el Reino de amor, justicia y verdad que nos pides.
Puedo poco. Pero con tu ayuda puedo mucho.
Enséñame a ser capaz de orar por todos. Incluso por aquellos que me calumnian y me odian. Enséñame a ser mansa y humilde como Tú.
Soy débil Señor. Pero a tu lado soy fuerte.
Amén.
@Ale.
La vida es maravillosa. Te pedimos hoy Señor poder maravillarnos con todos los regalos que nos ofreces cada día...

domingo, 17 de junio de 2012


El hombre o la mujer con un corazón gratuito es fácil de reconocer, porque se alegra y se asombra por lo que recibe. Y ya no mide ni compara, si es más o menos de lo que él ofreció antes. Se contenta de disfrutar lo que el otro puede y sabe compartir. El hombre y la mujer con un corazón gratuito no son seres ansiosos o atolondrados, porque saben disfrutar y sacar provecho del tiempo presente que viven. 
Por el contrario el hombre o la mujer que viven reclamando a los demás, amasan y cocinan desconfianza y resentimiento con todos. Tienen el corazón amurallado y con alambrado de púas, cosa que cuando llegues a ellos te puedan decir “si hubieras venido más de seguido, habrías conocido mejor el camino”. El hombre y la mujer que reclaman a Dios y al mundo, lo que no fue, aún no han nacido, siguen caminado con el ombligo a cuestas incapaces de alimentar a los demás porque sólo tienen tiempo para atragantarse con todo lo que no pueden digerir.
La llave del detalle abre más corazones de lo que imaginamos, y cuando somos capaces de tener un detalle con otro, cuando sabemos valorar el detalle que los otros tienen con nosotros y alegrarnos de manera infinita por algo tan sencillo y simple, es señal de que hemos nacido a la vida de Dios. Sólo un corazón agradecido podrá sentir la presencia de Dios.
P. Javier Rojas sj


Quién nutre al Evangelio en Casa?
Quién lo guía con hilos invisibles?
Quién provoca el encuentro de personas, de almas y de corazones?
Quién convoca? Quién reúne? Quién es el que llama?
Eres Tu, Señor. Sin ninguna duda así lo sentimos. No se trata de un proyecto propio, sino de un servicio al que nos has llamado.
No permitas que nos creamos dueños de este espacio. Somos tus administradores. Hasta que lo quieras, mientras lo desees, por el tiempo que Tu decidas. Provoca en nosotros la humildad de los sencillos que saben que no actúan por sus medios, sino que son simples instrumentos.
Somos cuerdas Señor,  tocadas por el verdadero Artista…
Amén.




Necesito 
tu presencia, un tú inagotable y encarnado
que llena toda mi existencia,
y tu ausencia, que purifica mis encuentros
de toda fibra posesiva.
Necesito
el saber de ti que da consistencia
a mi persona y mis proyectos,
y el no saber que abre mi vida
a tu novedad y a toda diferencia.
Necesito 
el día claro en el que brillan los colores
y se definen los linderos del camino,
y la noche oscura en la que se afinan
mis sentimientos y mis sentidos.
Necesito 
la palabra en la que te dices y me digo
sin acabar nunca de decirnos,
y el silencio en el que descansa
mi misterio en tu misterio.
Necesito
el gozo que participa de tu alegría,
última verdad tuya y del mundo,
y el dolor, comunión con tu dolor universal,
origen de la compasión y la ternura.


Benjamín González Buelta sj

Evangelio de hoy

Jesús dijo a la multitud: Con el Reino de Dios sucede como con el hombre que siembra semilla en la tierra: que lo mismo da que esté dormido o despierto, que sea de noche o de día, la semilla nace y crece, sin que él sepa cómo. 
Y es que la tierra produce por sí misma: primero el tallo, luego la espiga y más tarde los granos que llenan la espiga. Y cuando ya el grano está maduro, lo recoge, porque ha llegado el tiempo de la cosecha.
También dijo Jesús: ¿A qué se parece el Reino de Dios, o con qué podremos compararlo? 
Es como una semilla de mostaza que se siembra en la tierra. Es la más pequeña de todas las semillas del mundo, pero una vez sembrada, crece y se hace mayor que todas las otras plantas del huerto, con ramas tan grandes que hasta las aves pueden posarse bajo su sombra.
De esta manera les enseñaba Jesús el mensaje, por medio de muchas parábolas como éstas, según podían entender. 
Pero no les decía nada sin parábolas, aunque a sus discípulos se lo explicaba todo aparte.
Mc 4, 26-34

Blogroll