sábado, 8 de septiembre de 2012

En el proceso de madurez humana, "si todos los libros, talleres y charlas no van acompañados de trabajo individual, silencioso y solitario, estamos perdiendo el tiempo."

"No te quejes, recuerda que naciste desnudo, entonces ese pantalón y esa camisa que llevas, ya son ganancia"
Facundo Cabral
Tienes más cualidades de lo que tú mismo crees; pero para saber si son de oro bueno las monedas, hay que hacerlas rodar, hacerlas circular. 
Gasta tu tesoro.
Culpar a otros de nuestras desdichas es una muestra de ignorancia; culparnos a nosotros mismos constituye el principio del saber; abstenerse de atribuir la culpa a otros o a nosotros mismos es muestra de perfecta sabiduría.
Epicteto

Hay malas noticias. Es cierto, abundan por doquier...Pero los cristianos hemos sido llamados a difundir la Buena Nueva. Y la Buena Nueva se transmite con una sonrisa y con la alegría de la certeza de un Dios que es puro Amor...
La sonrisa es un lenguaje que todos los hombres y mujeres del mundo comprenden. Es el lenguaje de la Buena Nueva de un Dios que se ha hecho hombre para y por los hombres...
La sonrisa es el lenguaje de Dios...

viernes, 7 de septiembre de 2012


Poesía a la Natividad de la Virgen María. Fecha: 8 de setiembre.

Canten hoy, pues nacéis vos,
los ángeles, gran Señora,
y ensáyense, desde ahora,
para cuando nazca Dios.
Canten hoy, pues a ver vienen
nacida su Reina bella,
que el fruto que esperan de ella
es por quien la gracia tienen.
Digan, Señora, de vos,
que habéis de ser su Señora,
y ensáyense, desde ahora,
para cuando nazca Dios.
Pues de aquí a catorce años,
que en buena hora cumpláis,
verán el bien que nos dais,
remedio de tantos daños.
Canten y digan, por vos,
que desde hoy tienen Señora,
y ensáyense, desde ahora,
para cuando nazca Dios.
Y nosotros, que esperamos
que llegue pronto Belén,
preparemos también,
el corazón y las manos.
Vete sembrando, Señora,
de paz nuestro corazón,
y ensayemos, desde ahora,
para cuando nazca Dios. Amén.
LOPE DE VEGA

No se entristezca tu corazón ni te llenes de angustia. ¿Acaso no estoy yo aquí que soy tu Madre?


EVANGELIO de hoy y Reflexiones para la oración personal

Los fariseos y los escribas le dijeron a Jesús: Los seguidores de Juan y de los fariseos ayunan mucho y hacen muchas oraciones, pero tus discípulos siempre comen y beben.
Jesús les contestó: ¿Acaso pueden ustedes hacer ayunar a los invitados a una boda, mientras el novio está con ellos? Pero llegará el momento en que se lleven al novio; cuando llegue ese día, entonces sí ayunarán.
También les puso esta comparación: Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo para remendar un vestido viejo. Si lo hace así, echa a perder el vestido nuevo; además, el pedazo nuevo no quedará bien con el vestido viejo. 
Ni tampoco se echa vino nuevo en cueros viejos, porque el vino nuevo hace que se revienten los cueros, y tanto el vino como los cueros se pierden. Por eso hay que echar el vino nuevo en cueros nuevos. Y nadie que toma el vino añejo quiere después el nuevo, porque dice: “El añejo es más sabroso.”

REFLEXIÓN:
- El ayuno como sacrificio a Dios, era muy importante para los judíos, por eso los escribas y fariseos le hacen ver a Jesús, que los seguidores de Juan sí ayunan y pero los suyos no.
- Jesús deja muy claro que no se puede estar en ayuno cuando se está con Dios, porque estar con Él es la Fiesta por Excelencia y hay que disfrutarla con entera alegría.
- Jesús, al hablar del arreglo del vestido viejo con un pedazo de tela nueva, lo que espera de nosotros es la renovación total de nuestra vida pasada, dejando los ritualismos externos de los fariseos, carentes de Amor y de misericordia; porque si llegamos con todo eso viejo a lo Nuevo que Él nos trae, sólo estaríamos poniendo remiendos inútiles, que pronto volverían a llevarnos a la vida anterior. 
- En otras palabras, Jesús nos dice que el mundo antiguo al que se apegan los fariseos ha desaparecido y ha llegado lo Nuevo que Él propone y Su Novedad, la del Reino de Dios, es incompatible con lo viejo. 
- Lo Novedoso Suyo no es un remiendo, porque la tela, por ser nueva, tiene mayor fuerza de contextura y terminará rompiendo el vestido viejo.
- Con el ejemplo de los recipientes de cuero en los que se guarda el vino, Jesús nos invita a tener un corazón nuevo, un cambio de mentalidad y de actitudes, para que la Novedad de Su Palabra, sea acogida y de fruto.
- Si nuestro corazón sigue en la vida que llevábamos, lo Novedoso de la Palabra de Jesús no será acogido y si la recibimos con ese corazón de hombre viejo sin estar abiertos, la Palabra se esfumará sin hacernos cambiar. 
- El vino nuevo es el Evangelio que Jesús nos ha traído y que nos lleva a conocer y dar a conocer el Amor del Padre y la libertad que nos ha dado.
- Los cueros viejos, -nuestro hombre viejo- son los que, ante el Evangelio, defienden lo anterior, lo viejo, y se cierran a lo nuevo de Jesús, al Evangelio; no se abren al cambio fundamental que Jesús pide. 
- Por eso, esos cueros viejos no podrán resistir la fuerza que tiene el vino nuevo y se romperán al querer meter en ellos el vino nuevo, perdiéndose así los cueros y el vino que se caerá en el suelo.
- La propuesta de Jesús es de una Nueva Alianza, con una Nueva Ley de Amor, que nos invita a ser primeramente hermanos, incluso por encima de los ritos externos tradicionales, que reconocen a Dios pero desconocen al hermano. 
- La Nueva Alianza que Jesús propone, a pesar de la continuidad con la Antigua, trae una Gran Novedad: Dios encarnado en la historia de la humanidad se hizo Hombre entre nosotros.
- Ninguna persona después que bebe un vino viejo, quiere beber el nuevo, porque el viejo es el mejor. Jesús, contrariamente nos dice, que después de haber saboreado lo Bueno y lo Novedoso que Él trae, no podemos regresar a lo viejo. Y así es.
1. ¿Cómo es el ayuno que ofrezco a Dios? ¿Es compatible con el Amor y la misericordia que doy a mis hermanos?
2. ¿Estar con Dios me significa la Fiesta por Excelencia? ¿A dónde me lleva esta Fiesta? ¿A establecer relaciones de fraternidad, de justicia, de paz y de unidad con mis hermanos?
3. ¿Por qué un sacrificio a Dios sin misericordia con el hermano no vale de nada?
4. ¿Cómo estoy en el proceso de renovar mi vida pasada? ¿Qué es lo que me falta por renovar? ¿Quiero realmente hacerlo?
5. ¿Qué es lo Novedoso que Jesús trae a mi vida? ¿Cómo lo llevo a la práctica? ¿En qué lo notan los demás?
6. ¿Estoy dispuesto a cambiar de mentalidad y de actitudes, para que la Novedad de la Palabra de Jesús la acoja y luego fructifique?
7. ¿Cómo vivo esa Nueva Ley de Amor de Jesús en mi vida?
8. ¿Qué es lo Bueno y Novedoso que Jesús ha traído a mi vida? 
P. Carlos Manuel Alvarez Morales SJ

jueves, 6 de septiembre de 2012


“He visto hombres agrediendo a sus hermanos solo por ser de otro color y matando y devorando sin compasión a otras criaturas de Dios solo por verlas diferentes y creerlas inferior.
He visto hombres encadenándo y privándo de su libertad a seres vivos solo para su goce y diversión,
Y los Domingos van a la Iglesia agradecidos, prometiéndole amor eterno a Dios y suplicándole para que se acaben las peleas, matanzas e injusticias para los más desprotegidos, cuando ellos mismos las desatan y yo me pregunto
¿Estarán ellos conscientes del pecado que cometen en prometer en vano fidelidad a Cristo cuando destruyen su naturaleza de la cual ellos mismos forman parte? ”
San Francisco de Asís

Les voy a contar una leyenda que me contó un monje ortodoxo y que merecería ser una historia verdadera: cuando Cristo, después de Pascua, estaba subiendo al cielo, dirigió la mirada hacia la tierra, y la vio inmersa en la oscuridad, salvo algunas lucecitas que brillaban en la ciudad de Jerusalén. Durante la ascensión, se cruzó con el arcángel Gabriel, que solía realizar misiones a la tierra, el cual preguntó al Señor: "¿Qué son esas lucecitas?". Cristo le respondió: "Son los Apóstoles reunidos en torno a mi Madre; y mi plan es, apenas haya llegado al cielo, enviarles el Espíritu Santo, para que esas llamitas se transformen en un gran fuego que encienda de amor la tierra entera". Gabriel se atrevió a replicar: "Y, ¿qué harás si el plan falla?". Después de unos instantes de silencio, el Señor respondió: "No tengo otros planes".
  En una Homilía del CARDENAL ROGER ETCHEGARAY


¿Quién no ha sido víctima alguna vez de la estupidez recalcitrante de alguien que por su rigidez mental no es capaz de cambiar de opinión o intenta imponer sus puntos de vista a toda costa? Estas mentes cerradas además de ser un problema para ellas mismas, también lo son para la sociedad en la que viven, pues impiden el progreso y permanecen ancladas en un pasado que quieren perpetuar a cualquier precio.
Walter Risso.

Evangelio de hoy

En una ocasión, estando Jesús a orillas del Lago de Genesaret, se sentía apretujado por la multitud que quería oír el mensaje de Dios. 
Jesús vio dos barcas en la playa. Los pescadores habían bajado de ellas a lavar sus redes. Jesús subió a una de las barcas, que era de Simón, y le pidió que la alejara un poco de la orilla. Luego se sentó en la barca, y desde allí comenzó a enseñar a la gente. 
Cuando terminó de hablar, le dijo a Simón: Lleva la barca a la parte honda del lago, y echen allí sus redes, para pescar.
Simón le contestó: Maestro, hemos estado trabajando toda la noche sin pescar nada; pero, ya que tú lo mandas, voy a echar las redes.
Cuando lo hicieron, recogieron tanto pescado que las redes se rompían. Entonces hicieron señas a sus compañeros de la otra barca, para que fueran a ayudarlos. Ellos fueron, y llenaron tanto las dos barcas que les faltaba poco para hundirse. 
Al ver esto, Simón Pedro se puso de rodillas delante de Jesús y le dijo: ¡Apártate de mí, Señor, porque soy un pecador!
Es que Simón y todos los demás estaban asustados por aquella gran pesca que habían hecho. También lo estaban Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. 
Pero Jesús le dijo a Simón: No tengas miedo; desde ahora vas a pescar hombres.
Entonces llevaron las barcas a tierra, lo dejaron todo y se fueron con Jesús.
Lc 5, 1-11.
QUÉ COSAS DEJAMOS PARA IRNOS CON JESÚS?

miércoles, 5 de septiembre de 2012


La Iglesia no debe convertirse en el “Club de los Reprimidos”, sino en el lugar donde se aprende lo que significa amar con todas las letras. Abundan los que llenan las Iglesias y recurren a Dios no porque lo amen, sino porque le temen. Temen su castigo, temen su abandono, temen su condena eterna…No eduquemos en la obediencia, por miedo al castigo…sino en el  amor que nos hace agradecidos.
P.Javier Rojas sj


Es muy común que las personas cuando nos saludamos comentemos lo bien que luce nuestro interlocutor. Pegadito al “Hola” o al “Buen día” solemos agregar algún “Qué joven te ves”, “ Se nota que has adelgazado mucho” o “ Te queda muy bien ese corte de cabello” .Y así decenas de comentarios con respecto al físico y la belleza exterior…
No es que haya algo de malo en destacar la belleza exterior. Lo que ocurre es que nos comunicamos, ensalzando sólo lo que se ve. Desviamos la mirada de la verdadera belleza: la interior…A esta no la opaca ni los años, ni la decadencia física. No desaparece. Al contrario, perdura y crece, si procuramos que eso pase.
En los últimos años me he dedicado a hacerle saber a mi familia lo bellos que son por dentro. No lo pienso solamente. Se los digo. A algunos les recalco su amabilidad y a otros su alegría. Le alabo la solidaridad al que siempre está listo para colaborar. La paz que irradia al sereno, y el optimismo al que siempre ve el vaso medio lleno…O les digo lo fuertes que son, o rescato su inteligencia, o cómo se superan a sí mismos…O su ternura y delicadeza…
No hay día en el que no les haga saber cuánto los amo, cuánto me importan y lo magníficamente “bellos” que son…
Me gusta ir contra la corriente del mundo. En especial me siento en rebeldía con este mundo tan preocupado, desmedidamente en ocasiones, por la eterna juventud, los cabellos brillantes y los dientes inmaculadamente blancos. Por el tener sobre el ser. Por la delgadez atlética de los cuerpos y los últimos gritos de la moda…
@Ale Vallina

Recordamos a la Madre Teresa de Calcuta con una de sus frases más enfáticas de  defensa de la vida.
Dijo en una oportunidad respecto del aborto: "Por favor no mate a ese niño. Yo quiero a ese niño. Por favor denme a ese niño. Yo estoy dispuesta a aceptar cualquier niño que esté por ser abortado y dar este niño a una pareja que irá a amar al niño y ser amado por ella."
Sin palabras...
Maravillosa Madre Teresa, ruega por todos los niños del mundo..

La espiritualidad ignaciana encuentra su fuente en la propia experiencia de San Ignacio, plasmada de forma magistral en los Ejercicios Espirituales. Los pilares de la espiritualidad ignaciana, sobre los que se articulan la vida de los jesuitas, el proyecto y la misión de la Compañía de Jesús, son:

1.- Buscar y hallar la voluntad de Dios sobre mi vida. No lo más perfecto objetivamente, sino lo que Dios quiere de mí.

2.- Ensanchar el corazón a las dimensiones del mundo, pero aterrizando en lo concreto para no perderme en vaguedades o en ideales irrealizables.

3.- Conocer mi realidad lo más ampliamente posible. De ahí, mucho examinar cada situación y también examinarme.

4.- Discernir, a la luz de la oración y de la razón iluminada por la fe, cómo puedo mejorar esa realidad para hacerla más evangélica.

5.- Encontrar a Dios en todo lo creado, siendo contemplativos en la acción o unidos con Dios en la acción.

martes, 4 de septiembre de 2012


Hazme Señor, que conozca mi camino.
Ayúdame a entender las etapas de tu designio,
Los momentos de luz y los momentos de sombra
De prueba, al menos hasta el límite de lo tolerable.
Dame a conocer en qué punto estoy en el camino
Y donde me encuentro.
Te lo pido por Cristo nuestro Señor.
Señor, tú que nos escrutas y nos conoces
Sabes lo incapaces que somos
De comprender tu misterio y el nuestro.
Conocemos nuestra incapacidad
Para hablar de estas cosas con verdad
Te rogamos Padre en nombre de Jesús:
Mándanos tu Espíritu
Que escruta la profundidad del hombre
Y sabe lo que hay dentro de nosotros,
A fin de que nos haga capaces de conocernos
Como somos conocidos de ti
En la profundidad de nuestro mal,
Con amor y con misericordia.
Haz que veamos con ojos verdaderos
Lo que hay en nosotros de peso
Opacidad y oposición a Ti.
Haz que sepamos mirarlo
a la luz misericordiosa
que viene de la muerte
y resurrección de tu Hijo,
Jesucristo nuestro Señor,
Que con el Espíritu vive y reina contigo
Por todos los siglos.
Amén.
 Carlo María Martini 


Mansedumbre es una palabra de origen griego, y significa aquella disposición tranquila y equilibrada del espíritu. No se refiere a una persona timorata o insegura. Tampoco se trata de alguien débil o frágil. El manso de corazón es el que posee la cualidad de perdonar injusticias y corregir sus faltas. Es el que tiene fe en la Providencia de Dios porque se sabe hijo de un Padre de Amor. No necesita exasperarse porque es señor de sí mismo, y sabe que Dios siempre lo lleva en la palma de Su mano…
Nuestra oración de hoy puede ser: “Señor quiero aprender a ser manso y humilde como lo es tu Hijo Jesús…”
@Ale

Evangelio de hoy

Jesús fue a Cafarnaúm, un pueblo de Galilea, y los sábados enseñaba a la gente y todos se admiraban de cómo les enseñaba, porque hablaba con plena autoridad.
En la sinagoga había un hombre que tenía un demonio o espíritu impuro, el cual gritó con fuerza: ¡Déjanos! ¿Por qué te metes con nosotros, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos? Yo te conozco, y sé que eres el Santo de Dios.
Jesús reprendió a aquel demonio, diciéndole: ¡Cállate y deja a este hombre!
Entonces el demonio arrojó al hombre al suelo delante de todos, y salió de él sin hacerle ningún daño. 
Todos se asustaron, y se decían unos a otros: ¿Qué palabras son éstas? Con toda autoridad y poder este hombre ordena a los espíritus impuros que salgan, ¡y ellos salen!
Y se hablaba de Jesús por todos los lugares de la región.
Lc 4, 31-37

lunes, 3 de septiembre de 2012


Es tan simple...
No es lo mucho que dices lo que fastidia de ti.
Es lo que haces...
Lo que dices se olvida.
Lo que haces queda grabado...

Esto te resuena?

Gente que deja huella
Una de las grandes riquezas de la Iglesia católica es el pluralismo de gentes que hay en su seno. No es una institución monolítica en la que todo el mundo piensa igual, ama o vive del mismo modo. En realidad, desde los primeros tiempos, hubo en la Iglesia hombres y mujeres con diferentes sensibilidades, con distintas formas de entender el evangelio, que juntos buscaban la verdad revelada por Jesús. Y así ha sido a lo largo de veinte siglos. Búsquedas, preguntas, transformaciones, en un diálogo de múltiples interlocutores que siempre tienen en mente el evangelio, la historia (tradición), y las transformaciones sociales allá donde les toca vivir.
 Entre esas personas, algunos dejan huella por abrir caminos nuevos, con sus preguntas, con sus llamadas y propuestas. Uno de ellos ha sido el cardenal Martini. Con su muerte decimos adiós a un gran hombre de Iglesia. Una figura que en los últimos treinta años ha sido voz relevante y significativa. Un hombre que no ha tenido miedo de abordar asuntos delicados, y hacerlo siempre con amplitud de miras y pensando, una y otra vez, en las personas –actualizando, quizás como pocos, la máxima evangélica que antepone el ser humano a la ley e invita a cuestionarse, sin miedo, las propias prácticas cuando se convierten en estructura rígida. Un profeta, un apóstol, un pastor desde su diócesis de Milán, un hombre bueno y fiel. Un sabio, capaz de traducir la Sagrada Escritura con una frescura y profundidad que solo los que de verdad la conocen pueden ofrecer. 
Desde pastoralsj despedimos al compañero, que lo es también por ser jesuita. Su vida tras los pasos de Ignacio, y en Compañía de Jesús, es un buen ejemplo de cómo entregarse, día a día, hasta el final. 
Fuente: Pastoral sj

El amor no necesita de muchas palabras. El amor es mirada, es encuentro de almas, es sencillez. Es estar con el otro y en el otro sin que medien frases largas ni estructuradas. Los enamorados desean la cercanía del amado, saber que está allí, cerca ( aunque cerca sean miles de km o el cielo...)
Esto vale tanto para el amor humano como para el amor a Dios. A Dios no lo vemos con los ojos de nuestro rostro. Lo vemos con los ojos del corazón...y es tan sencillo cerrar los ojos, respirar suavemente y ponerse en Su presencia...y quedarnos en silencio. Un silencio que lo dice todo...

@Ale Vallina.

domingo, 2 de septiembre de 2012


En esta semana que ya comienza le pedimos al Señor que nos ayude a borrar de nosotros lo que no le agrade, y que escriba en nuestras almas Su propósito...
@Ale.

Tú eres el Dios de la Paz,
Precisamente por esto,
Señor del Amor y de la paz,
¡ queremos convertirnos a Tí!
No podemos engañarnos
con llegar a vivir bien,
en paz, sin tí.
No podemos pensar en superar
las inquietudes interiores
y nuestras guerras personales
si no nos volvemos a tí,
Señor de la Paz,
Jesucristo crucificado
y resucitado,
que haz padecido la muerte
para darnos paz.
¡Te pedimos aquella paz,
que supera todo proyecto
y posibilidad
y que puede fortalecer
nuestros pensamientos,
nuestras voluntades,
nuestros corazones.
Amén.
Carlo María Martini


Querida familia, amigos y peregrinos;

El 1 de septiembre cerca de las 10 hs llegue a Santiago de Compostela después de recorrer casi 800 km en 30 días. Como ya les dije en otra oportunidad, el camino es algo muy PERSONAL… tanto, que las experiencias que se viven son tan intensas que se hacen muy difícil ponerlas en palabras. 
Caminar y peregrinar son cosas muy distintas. Todos no ponemos en camino alguna vez en la vida y por distintas circunstancias o por distintos motivos. Todos tenemos metas, objetivos que deseamos alcanzar, pero en el camino hacia Santiago de Compostela, suceden cosas muy difíciles de explicar. El camino hace que el caminante se transforme en peregrino, que las metas se clarifiquen y que el horizonte se vaya haciendo cada vez más nítido. El camino cuestiona, responde y corrige… El camino se abre a cada paso y se transita con lo que se tiene en el corazón y en la “mochila”. 
Cuando eres “caminante”, te apremia el llegar pronto. Te preocupas por no tener lugar en un alberge. Las ampollas, los dolores en el talón o en las rodillas acaparan toda la atención. Sólo te preocupas por los km… cuando eres peregrino… ¡eso es otra cosa!!! El camino se vuelve historia. Los rostros “nuevos” se hacen familiares. Los paisajes reflejan la grandeza de Dios… los encuentros con los demás peregrino se convierten en el regalo más MARAVILLOSO de todo el camino. ¡He conocido a tanta gente!!! ¡Son tantos los que me han regalado de su presencia que no tengo palabras para agradecerles.!!! Muchos dicen que las coincidencias no existen… y te puedo asegurar que después de caminar un mes, verdaderamente no existen, Ja!. Cada encuentro fue un verdadero milagro. Cada día al despertar y ponerme a caminar pedía a Dios que los encuentros con los demás tuvieran ese toque de gratitud que solo Él sabe dar a las cosas… y así fue. La gratuidad de los encuentros hizo que mi camino fuera verdaderamente maravilloso. Puedo recordar ahora cada rostro, cada risa, cada comida… 
Puedo decir que después de aquel día que camine 50km desde León a Astorga el dolor de rodillas, tobillos y las brutas ampollas que me salieron en los pies hicieron que mi camino diera un vuelco enorme… Es misterioso lo que el dolor puede hacer en nosotros. Misterioso y …maravilloso a la vez. Misterioso porque en la mayoría de los casos es muy difícil encontrar respuestas para el, y, maravilloso, porque es igualmente inexplicable como vuelve la mirada más transparente y los sentimientos más auténticos. El dolor en los pies me hizo caminar muy lento. Me exigió dejar de lado el ritmo de caminante, para dar pasos al peregrino. Ello significa ir más lento… no tener prisa. Vivir el momento sin preocuparse “demasiado” en lo que vendrá. Tener claro el horizonte, pero dejar que el camino (la vida) imponga el ritmo. Tal vez nunca lleguemos a todas la metas que nos proponemos, ni alcancemos todos los logros que deseamos. Pero es cierto que si vivimos cada paso sintiendo el “aquí y ahora”, tal vez no haya que ir tan lejos ni tan aprisa para encontrar lo que se busca. Lo que esperamos encontrar al llegar al final de cada etapa, tal vez está mucho más cerca de lo que creemos. Cuando llenamos de expectativas el final, la meta, la cumbre,… a veces quedamos demasiado decepcionados. Sin embargo, cuando aprendemos a mirar cada momento de nuestra vida, cada paso que damos, cada rostro que contemplamos, cada palabra o sonrisa que oímos, cada comida que saboreamos, cada apretón de mano, cada abrazo que damos y recibimos, con ojos y corazón de peregrino, descubrimos más de lo que esperamos y la vida se vuelve así un maravilloso CANTO DE GRATITUD. 
Gracias apóstol Santiago por las gracias concedidas. Gracias por las MARAVILLOSAS personas que he conocido. Gracias por los largos caminos de peregrinación “Sólo y a pie” y gracias por llenar mis silencios y soledad con la palabra, el gesto y la sonrisa de tanta gente que se hizo “mi compañero en el camino”. 
Gracias a los amigos, a mi familia (Rojas-Gimenez) a los que amo tanto, a mis hermanos jesuitas, (compañeros y peregrinos) y los que me acompañaron con sus comentarios, saludos. Y gracias sobre todo por hacer del día de mi cumpleaños un día especial. 
Gracias Dios por estar SIEMPRE a mi lado…GRACIAS!

Blogroll