miércoles, 30 de enero de 2013




Detente a pensar


Una cosa es saber lo que deberíamos hacer, y otra muy distinta hacerlo realidad. 

Así es cómo Jesús explicaba los diferentes tipos de terreno en su parábola. ¿A qué tipo perteneces tú: al 1, al 2, al 3 o al 4?

1. Si no comprendes el mensaje acerca del reino de Dios, eres como la semilla que cae en el camino, y los pájaros se la comen.

2. El pedregal es como la persona que escucha y recibe el mensaje con alegría, pero la semilla no puede echar raíces, y por eso se mustia cuando llega el primer desafío.

3. Los abrojos representan «las preocupaciones de la vida» y «la seducción de las riquezas», que sofocan el
crecimiento de la semilla.

4. El terreno bueno representa a quien escucha y comprende y «produce una cosecha...».

Brian Draper 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll