lunes, 4 de febrero de 2013

La felicidad consiste en aceptar y elegir la vida, no en padecerla con desgana. La felicidad nos llega cuando nosotros mismos elegimos ser lo que somos, ser nosotros mismos aquí y ahora; cuando elegimos la vida tal como es, con sus alegrías, sus sufrimientos y conflictos. La felicidad consiste en vivir y buscar la verdad con otros, en comunidad; consiste en ser responsables de nuestra vida y de la de los demás. Consiste en aceptar el hecho de que somos limitados, capaces sin embargo de entrar en una relación personal con lo Infinito, descubriendo así la verdad universal que trasciende toda cultura: cada persona es única y sagrada. 

Jean Vanier

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll