sábado, 2 de febrero de 2013


Los éxitos grandes vienen de las pequeñas causas. El sencillo aleteo de una mariposa puede desatar una tormenta. Un abrazo, una sonrisa o, un llamado a otra persona, pueden cambiar todo su universo. Quizás no te des cuenta, pero un acto de amor puede desatar en el otro las ganas de vivir, y sin saberlo...hasta salvarle la vida misma.
Alejandro Martello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll