sábado, 16 de febrero de 2013



Un adulto es una persona que puede caminar por los caminos de Dios libre de preocupaciones, con una mayor seguridad en su vida de oración y mucho más atenta al servicio de los hermanos.

Xavier Quinzà Lleó, sj

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll