jueves, 21 de marzo de 2013

Ha llegado la hora de: contemplar, frente a frente y sin miedo, la pobreza que cuelga de la cruz. De contemplar, sin dudas ni temores, la riqueza de amor que se desangra en la cruz. De contemplar, con agradecimiento y fe, el Misterio Divino que muere y calla en la cruz. Ha llegado la hora!
P. Javier Leoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll