miércoles, 29 de mayo de 2013

Después de acabada la oración, conviene examinarla y mirar cómo me ha ido en la contemplación o meditación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll