viernes, 31 de mayo de 2013


María sale presurosa al encuentro de su prima Isabel. Sabe que su prima la necesita y por ello va a su casa.
También sabe que yo la espero en la mía. Y viene a visitarme…
La espero con ansias. Sé que viene a traerme a su Hijo. Sé que su visita es un regalo de alegría y de paz. Sé que desea educarme para el amor…
María, Madre, bienvenida a mi hogar. Intercede ante Dios, nuestro Señor, para que sea permeable a su Palabra.
Eres la bendita entre todas las mujeres y mi corazón se goza en tu presencia Madre…
@Ale Vallina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll