lunes, 27 de mayo de 2013


Nuestra naturaleza humana siempre nos pide VER para CREER, pero en los principios de Dios trabaja a la inversa.. Hay que CREER para VER..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll