jueves, 16 de mayo de 2013

Sin el Espíritu Santo no se puede entender a Jesús. Es sobre todo en la vida de Jesús que se revela la presencia del Espíritu de Dios, que designamos por Espíritu Santo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll