jueves, 27 de junio de 2013


En ocasiones encuentro en la Iglesia gente muy espiritual e incluso apostólica, con mucha fuerza para trabajar, organizar, dirigir…pero que carecen de humanidad. Estoy convencido de que las personas con gestos grandes de humanidad llegarán a ser muy buenos cristianos, pero dudo en ocasiones de que personas que se creen "espirituales" sean verdaderamente humanas.

P. Javier Rojas sj

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll