lunes, 10 de junio de 2013


Llamarse cristiano es, al mismo tiempo, un gran don y una gran exigencia: el don de participar de Cristo, la exigencia de que Cristo se refleje en nuestra vida.

S. Gregorio de Nisa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll