lunes, 10 de junio de 2013


Muchos son los que se enojan con Dios porque creen que Él no abre las puertas de sus vidas…
Ignoran que las llaves de las puertas las tienen ellos mismos…y que Dios respeta la libertad de sus hijos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll