miércoles, 12 de junio de 2013


No tengo todo bajo control. No soy perfecta, ni lo pretendo. No puedo todo.  No deseo seguir todas las reglas que me impone la sociedad. No digo a todos que no, ni a todos que sí.
Sigo a mi corazón. A veces me equivoco. De esa manera aprendo. Me cobijo en el Único que es perfecto. Deseo, aún en mi debilidad, solo seguir Sus reglas. A veces lo logro y a veces no. 
Soy cristiana porque soy débil y en Jesús me fortalezco…

@Ale Vallina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll