jueves, 24 de octubre de 2013

Es imposible que haga oración verdadera quien se jacta de ser justo, que cree no tener nada de qué arrepentirse y nada que agradecer a Dios. El fariseismo es el cáncer de la oración, de la vida cristiana y de toda religión.

Jesús Álvarez SSP

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll