jueves, 7 de noviembre de 2013

Es tan sencillo: “Existo porque soy amada”. Y necesito aprender de ese amor a caminar, poco a poco, con los muchos que Él  ha puesto en mi sendero.
Si soy amada significa que el amor es parte de mi ser. Me habita. Así, pues, debo hacerlo fluir y no anular la acción del Espíritu que desea la donación de ese amor.

Fluye Amor de Dios por mis venas.
Traspasa las capas de mi indiferencia,
recorre mis laberintos,
y regálate a mis hermanos
a través de mi imperfección y mis absurdos.
Amén

@Ale Vallina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll