sábado, 23 de noviembre de 2013

"Gozaré, Señor, de tu salvación"
Te doy gracias, Señor, de todo corazón, 
proclamando todas tus maravillas; 
me alegro y exulto contigo 
y toco en honor de tu nombre, oh Altísimo. 
Porque mis enemigos retrocedieron, 
cayeron y perecieron ante tu rostro.
Reprendiste a los pueblos, destruiste al impío
y borraste para siempre su apellido.
Los pueblos se han hundido en la fosa que hicieron,
su pie quedó prendido en la red que escondieron.
Él no olvida jamás al pobre,
ni la esperanza del humilde perecerá.
Sal 9,2-3.4.6.16.19

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll