martes, 12 de noviembre de 2013

Jesús, manso y humilde de corazón, 
Tú visitas a todo ser humano 
para revelarle el amor del Padre. 
Jesús, bondad sin medida, 
Tú liberas a los cautivos, 
Tú perdonas nuestras faltas. 
Jesús, nuestro descanso
y nuestro refugio,
tu yugo es suave y tu carga ligera.
Jesús, enviado del Padre,
Tú sanas nuestra ceguera.
Jesús, pan vivo,
Tú alimentas nuestro corazón con tu palabra.
Jesús, Tú has venido para encender un fuego en la tierra.
Jesús resucitado,
Tú nos haces partícipes de tu alegría.
Jesús, Tú eres el Camino, la Verdad y la Vida.
Roger de Taizé

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll