sábado, 17 de agosto de 2013

Señor, son tantos los que sufren
En el mundo de hoy
Y tan pocos los que saben
Olvidar su dolor

Yo quiero ser Luz
Que refleje tu lampara
Y levadura buena
Que te esponje las almas

Te doy gracias Señor
Porque has resucitado
Y mataste en mi alma
La angustia del pecado

Si me pides la vida
Quiero darla contento
Si no quieres que muera
Quiero vivir sonriendo

Quiero reír,
Quiero soñar,
Quiero darles a todos
La alegría de AMAR!
Alberto Hurtado

Yo sostengo que cada pobre, cada vago, cada mendigo es Cristo en persona, que carga su cruz. Y como a Cristo debemos amarlo y ampararlo. 
Alberto Hurtado.

"La Comunión es el centro de la vida cristiana como Cristo es el centro del cristianismo... Cristianismo sin Cristo, es como concierto sin músicos... y cristianismo sin Comunión, es permanecer en la pura región de las ideas, es como un amor sin presencia, una amistad sin confidencias, una caridad sin donación: cristianismo sin comunión es palabra hueca, vacía de sentido...”
Alberto Hurtado

jueves, 15 de agosto de 2013


María, Madre Nuestra,
tú estás aquí en medio de nosotros
y nosotros somos tu pueblo,
pequeño retoño que se apoya en tí,
lo mismo que el apóstol Juan se apoyó en ti
bajo la Cruz.

Lo mismo que intercedes por los apóstoles
y por sus sucesores
hacia la plenitud mesiánica.

Alcánzanos, María,
esa comunión del Espíritu Santo
que brota del corazón traspasado
de tu Hijo Jesús, nuestro hermano
y haz de nosotros un pueblo de santos,
que nos permita vivir
en la comunión de los santos misterios.

Amén.
Carlo María Martini

Dios te salve, María

miércoles, 14 de agosto de 2013


SUBES...MARÍA!!!
Subes, Santa María, Virgen y Madre 
porque, mientras estuviste con nosotros en la tierra,
te dejaste llevar por la Palabra que, suavemente, bajaba del cielo.
Subes, Santa María, porque Dios no puede permitir 
que, tant
a belleza, quede escondida y corrompida 
por lo que, a los demás, un día nos ocurrirá.
Subes, Santa María, y se abren las puertas del cielo 
con la misma rapidez, y de par en par,
como se abrieron las de tu corazón en aquel día de Nazaret.
Subes, Santa María, ¿subes o te llevan?
¡Te lleva, Virgen y Madre! ¡Te lleva el Dios que te enamoró!
¡Te lleva, a su lado, el Dios que cautivó tu corazón!
¡Te lleva, cerca de su trono, Aquel que por un Ángel te habló!
Subes, Santa María, para recibir el premio por tanta locura de amor
Subes, Santa María, para ser coronada por el mismo Dios.
Subes, María, o te suben?¡Te ascienden, María!
Te ascienden para que nos señales el camino a los demás
Para que, viendo el destello de tu gloria,
no olvidemos el sendero que une el cielo con la tierra
Para que, entrando Tú, como lo hizo el Hijo,
un día también nosotros podamos gozar, 
bailar,festejar, cantar y saborear lo que, en este día, 
Tú contemplas y sientes al ser elevada.
¡Felicidades, María! 
¡Felicidades por este premio que Dios te concede!
¡Felicidades por estar tan cerca del trono de la Gloria!
¡Felicidades por haber cumplido tanto y tan bien!
¡Felicidades por ser referente en nuestra vida de fe!
¡Felicidades por no conocer la corrupción!
¡Felicidades por tanto amor en el cielo!
¡Felicidades por ser Madre en la tierra!
¡Felicidades, y no olvides, guiarnos desde el cielo!
Amén.
Javier Leoz.
Que no sea sordo a tu llamado... 
Ignacio de Loyola





Donde dos o más están reunidos en mi nombre, ahí estoy yo en medio de ellos. 
Mt. 18, 20

martes, 13 de agosto de 2013

Hay personas admirables que, pudiendo ponerle muchas reclamaciones a a vida, han elegido el camino de una alegría que sabe llorar...
José María Rodríguez Olaizola sj
Háblale a tu problema como si fuera una flor, hasta que abra sus pétalos…
Alejandro Jodorowsky.

Dame Tus Ojos - Jesus Adrian Romero feat. Marcela Gandara


La gracia de la indiferencia (o el desapego, o la libertad) es a menudo lo que se espera de la oración. Es el lugar en el que nos hemos rendido a Dios, es el resultado de nuestras esperanzas, temores y preocupaciones, y confiamos en Dios lo suficiente que no importa lo que pase, "la gracia de Dios será suficiente para mí. 
Loyola Press

Ignacio encontró a Dios en todas partes: en los pobres, en la oración, en la misa, en sus compañeros jesuitas, en su obra y, lo más conmovedor, en un balcón de la casa de los jesuitas en Roma, donde le gustaba mirar hacia arriba, en silencio, a las estrellas en la noche. Momento en que derramaría lágrimas con reverente asombro. Sus respuestas emocionales a la presencia de Dios en su vida, desmiente el estereotipo del santo frío.
Ignacio fue un místico que amó a Dios con una intensidad poco común incluso para los santos. Él no era un renombrado erudito como Agustín o Tomás de Aquino, ni un mártir como Pedro o Pablo, ni era un gran escritor como Teresa o Benedicto, y tal vez no una personalidad querida como Francisco o Teresa. Pero él amaba a Dios y amaba el mundo, y esas dos cosas las hizo bastante bien.
James Martin sj
Ser hijos de Dios y hermanos entre nosotros: éste es el corazón de la experiencia cristiana.
Papa Francisco, Twitter

lunes, 12 de agosto de 2013

Los que tenemos la bendición de ser padres sabemos que nuestros hijos son los regalos más bellos que nos da donado Dios.
Pero la paternidad es mucho más amplia de la simple capacidad de reproducirnos dando a luz individuos para la continuac
ión de la especie.
Todos podemos convertirnos en papás y mamás para otros. La vida nos pone en el camino incontables situaciones en las que el amor rebasa los límites de la sangre...y "elegimos" ser padres de otros que el Señor nos coloca en el sendero. Allí vale el amor, los consejos, las ayudas materiales y espirituales, los ejemplos... Allí se juntan otros sabrosos condimentos: la complicidad, las miradas, los retos oportunos, el orgullo por el que va creciendo y descubriendo su propio camino...
Padres y madres "nacen" todos los días. Todos necesitamos amar, ver crecer, acompañar el vuelo del nido y dejar un legado. 
@Ale Vallina.

La vida humana debe ser defendida "siempre", desde el vientre materno, reconociendo en ella un don de Dios y una "garantía del futuro de la humanidad".
Francisco.

Una verdadera amistad es sólo la que enriquece a los dos amigos, aquella en la que el uno y el otro dan lo que tienen, lo que hacen y, sobre todo, lo que son. De ahí que ser un buen amigo o encontrar un buen amigo sean las dos cosas más difíciles del mundo: porque suponen la renuncia a dos egoísmos y la suma de dos generosidades…

Martín Descalzo

"Acuérdate de Jesucristo,

resucitado de entre los muertos...

(Me acuerdo muy bien de Él.

A todas horas.

Me acuerdo de Él, buscándolo;

sintiéndome buscado por sus ojos gloriosamente humanos).

"En él, nuestras penas..."

(La soledad innata, donde crezco

como un tallo de menta.

El complejo indecible que me envuelve

las raíces del alma más profundas,

abiertas sólo a Dios, como al océano...

La durísima cruz de esta esperanza

donde cuelgo seguro y desgarrado.

La infinita ternura que me abrasa

como un viejo rescoldo

de montañas nativas.

La impaciencia sin citas y sin puertos...

"En El, nuestra Paz..."

(La Paz pedida siempre.

La Paz nunca lograda.

La extraña Paz divina que me lleva

como un barco crujiente y jubiloso.

La Paz que doy, sangrándome de ella,

como una densa leche).

«¡En El, la Esperanza, y en El la Salvación!"

(...Y entretanto celebro su Memoria,

a noche abierta, cada día...).

 

Pedro Casaldáliga

domingo, 11 de agosto de 2013

No mires lo que hacen los demás,
hay tantos otros,
solo conseguirás meterte en un juego
que nunca terminará.
Camina por el sendero de Dios,
no aceptes ninguna otra guía
así caminarás bien y derecho,
aunque andes completamente solo.
Christian Morgenstern

Blogroll