jueves, 20 de febrero de 2014

Cuando contemplamos a María, corremos el peligro de imaginarnos que en ella todo fue fácil y transparente, que ella lo sabía todo... pero los Evangelios no nos pintan semejante idilio. Al contrario, nos presentan a María caminando en la oscuridad de la fe... Ella no lo comprendía todo, sino que tenía que asumir los caminos misteriosos de Dios. Pero confiaba. Su fe iba creciendo con la ayuda de la reflexión y de la meditación.
Leonardo Boff

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll