martes, 4 de febrero de 2014

Decía que no debíamos hacer nada de alguna importancia sin antes un recurso particular a Dios, al menos una breve elevación de la mente, preguntándole su parecer, como a Padre muy bueno y muy sabio, colocando en él toda nuestra confianza. Hecho esto y habiendo oído lo que el Señor diga en nosotros, hacer lo que nos pareciere.
Ignacio de Loyola

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll