domingo, 2 de marzo de 2014

El pastor debe estar donde está el sufrimiento.
Monseñor Oscar Romero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll