martes, 25 de marzo de 2014

En nuestra sociedad sobran los así llamados realistas y escasean los soñadores. El idealismo ya no se encuentra de moda; aún más, hoy ha llegado a ser más bien una crítica, ya que el ser idealista significa el ser desubicado. Pero esta tendencia es muy peligrosa porque cuando uno no está dispuesto a cambiar la realidad, entonces la realidad lo cambia a uno. No hay alternativa: o empeñarse a cambiar la realidad o dejarse cambiar por ella.
Tony Mifsud sj

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll