jueves, 3 de abril de 2014


«Debemos ayudar a nuestros niños a experimentar la Presencia divina que los acompaña y los cuida siempre. Si les enseñamos a cultivar la conciencia de un Dios que es Padre y providente aprenderán a vivir más fácilmente la fe y a cultivar la oración»

P. Javier  Rojas, sj

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll