sábado, 26 de abril de 2014

Ni la muerte ni la vida ni los ángeles ni los principados ni lo presente ni lo futuro ni las potestades ni la altura ni la profundidad ni otra criatura alguna podrá separarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús Señor nuestro.
Rom 8, 38 - 39

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll