viernes, 25 de abril de 2014


Temía estar solo, hasta que aprendí a quererme a mí mismo.
Temía fracasar, hasta que me di cuenta que únicamente fracaso cuando no lo intento.
Temía que la gente opinara sobre mí, hasta que me di cuenta que de todos modos opinan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll