viernes, 12 de septiembre de 2014

Tratamos de luchar contra una tentación y no conseguimos nada.¿Qué nos queda por hacer? Continuar sencillamente, tratando de creer y esperar que el amor misericordioso nos espera al final de nuestros difíciles esfuerzos y que vendrá a buscarnos. Si hacemos esto, Dios nos dará la gracia del Amor y a medida que éste crezca, crecerá en nosotros el espíritu de sacrificio.
P. Jean Lafrance

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll