sábado, 11 de octubre de 2014

Cuando Jesús terminó de hablar, una mujer levantó la voz en medio de la multitud y le dijo: "¡Feliz el seno que te llevó y los pechos que te amamantaron!". 
Jesús le respondió: "Felices más bien los que escuchan la Palabra de Dios y la practican"
Lucas 11,27-28. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll