martes, 14 de octubre de 2014

Me gustan las flores
que florecen en todos los caminos,
pequeñas flores sin destino.
Me gustan las simples cosas de siempre,
humildes canciones
que empezaron y murieron.
Me gustan los pequeños gestos humanos:
el niño y la niña de la mano, 
el pan por la mañana
y el sol que se cuela en mi ventana.
Me gustan los salmos, las viejas oraciones
y algunas ocasiones de fiesta.
Me gustan los veranos
y la siesta,
las playas soleadas,
las fuertes marejadas
y la altura.
Me gusta esta fuerte nervadura de la vida,
el trabajo y la ternura
y la lucha sostenida codo a codo
por un mundo más humano
para todos.
Me gusta este camino 
y esta tierra
y este tiempo y estos hombres,
mis hermanos.
Me gustan estas manos 
que me diste.
Me gustas Tú, mi Dios, 
que me dijiste
<<ven>>…
Esteban Gumucio 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll