martes, 28 de octubre de 2014

Somos peregrinos en esta tierra. Caminantes de caminos llanos a veces, y empinados y escarpados, otras. No hay vida de senderos tranquilos siempre. Como tampoco el camino ha de ser siempre "cuesta arriba".
Habrá momentos de calma, y otros de tensión. Los habrá de sonrisas y serena alegría, como así también de convulsión, desconcierto y dudas
Lo importante es vivir. Avanzar. Y nunca quedarnos a mitad de camino.
No podremos agregar tiempo a nuestra vida. Pero, sí podemos colmar de vida nuestro tiempo.
Que así sea.

@ Ale Vallina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll