viernes, 21 de noviembre de 2014

Jesús es llamado Emmanuel, que quiere decir "Dios con nosotros". La gran paradoja de la vida de Jesús es que Él, cuyas palabras y obras  en modo alguno estaban influídas por las críticas o las alabanzas humanas, sino que dependían completamente de la voluntad de Dios, está más <con> nosotros que ningún otro ser humano. 
La compasión de Jesús, su profundo sentirse con nosotros, es posible porque su vida no está guiada por el respeto humano, sino únicamente por el amor de su Padre celestial. Efectivamente, Jesús es libre de amarnos porque no depende de nuestro amor.
HENRY NOUWEN

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll