domingo, 28 de diciembre de 2014

Mi tarea espiritual verdadera consiste en dejarme ser amado, plena y completamente y creer que en este amor llegaré al cumplimiento de mi vocación. Sigo intentando llevar mi ser errante, inquieto y ansioso a su hogar para que pueda descansar en el abrazo de su amor.
Henri Nouwen

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll