martes, 23 de diciembre de 2014


Ven, Señor Jesús, y quédate conmigo donde me siento más pobre. Confío en que éste es el lugar donde encontrarás tu pesebre y traerás tu luz. Ven, Señor Jesús, ven.

¡Les deseamos una bendecida Navidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll