sábado, 10 de mayo de 2014

El papa Francisco ha irrumpido en medio de una sociedad triste y en crisis como una esperanza incluso para los no creyentes (…) la clave está sobre todo en el cambio de actitud y la descentralización del oficio petrino, inisistiendo en lo positivo y en lo que nos une: el Evangelio como eje sobre la parafernalia añadida con los siglos. 
Pedro Miguel Lamet sj
Para ayudar a salir a la gente tenemos que aprender a llamar a cada uno por su nombre. Y distinguir nombres propios de situaciones es fundamental. Por eso la gente escucha al papa, porque siente que trata a cada uno como persona, por su nombre, y no como los que te tratan mirando un libro de derecho canónico, juzgando tu situación y condición como si estuvieran identificadas con tu persona: sos un pobre, sos un divorciado, sos un preso...

 P. Diego Fares sj

Llega un momento en el que tienes que aprender a despojarte de la mirada dramática de la vida y comenzar a creer que es posible descubrir un modo nuevo de contemplar el mundo. Necesitamos aprender a mirar con los ojos de Jesús. Cuando estamos en comunión con Dios aprendemos a percibir los acontecimientos de nuestra vida como una gran oportunidad para la madurez humana y espiritual.

P. Javier Rojas, sj
"Carpe Diem"? Mejor "Carpe Vitam". La vida entera, con pasión, con proyecto, con locura y verdad. En carne viva a veces. Poblada siempre.
José María Rodríguez Olaizola sj

5.




El amor es la experiencia fundante de nuestro ser. Es el acto por el cual el hombre se sabe bienvenido a este mundo. Es la actitud con la cual decimos a otro, «tú eres bienvenido», «tu presencia me es grata», «tu existencia me da vida». El amor es el ámbito propicio para el sano desarrollo del ser humano.

P. Javier Rojas, sj

viernes, 9 de mayo de 2014

Secuestradas y vendidas

Jesús RenauEn las comarcas del norte Nigeria hace pocas semanas el grupo islamista radical Boko Haram llevó a cabo un secuestro masivo de niñas y adolescentes, entre 12 y 17 años. Según fuentes periodísticas el número de chicas oscila entre 223 y 600. Parece que una gran parte de ellas ya han sido vendidas como esclavas al precio de 12 dólares por persona. También se ha informado de que fueron violadas reiteradamente por parte de sus secuestradores.
La primera reacción no sólo es de protesta contra un crimen contra la humanidad, sino también de profunda pena y dolor por estas chicas, estudiantes, que en un tiempo tan fundamental para sus vidas, han sido -y probablemente seguirán siendo- torturadas. Nuestra voz clama justicia; y nuestro corazón, llora.
Mientras las nuevas leyes de España han recortado drásticamente el derecho de la justicia universal contra estos crímenes terribles que desfiguran la humanidad, una vez más estas niñas son víctimas de la falta de protección jurídica, no sólo en su país sino en todos los países del mundo. Ellas y sus familias tienen derechos fundamentales ¡porque son personas!
Fiscales, abogados y jueces… ¿Con qué conciencia pueden leer estas noticias? ¿Cuál es su responsabilidad? ¿No decís muchos de vosotros que hay que romper fronteras en un mundo global…? Y cómo es que las vuestras están atrancadas por unas vallas legales que posiblemente responden más a intereses económicos que a los derechos a los que está obligado a servir?
Señor ministro de justicia, pensamos que debe entender desde su conciencia que debe estar al servicio de todas las personas, sin discriminaciones por nacionalidad o raza. Los gobernantes democráticos sois servidores de la justicia y el derecho y no de otros intereses. Es una cuestión de ética, de moral… Es una cuestión de esa justicia que brota de la fe…
Europa cansada, vaciándose de humanidad universal, aburrida por eternas disputas, estéril, demasiado callada, con una cautela y una prudencia propia de un desgaste permanente y cerrada sobre sí misma… Muchos ciudadanos europeos, ante un hecho como el que comentamos, esperaríamos de todos los tribunales nacionales e internacionales un enfrentamiento jurídico y penal directo contra los criminales que están asesinando en vida a estas niñas…
Fuente: blog.cristianismeijusticia.net

jueves, 8 de mayo de 2014


Un Dios justiciero y amenazante suele ser el Dios que mejor les cuadra a los grupos fundamentalistas y fanáticos, como era el caso de los fariseos en tiempo de Jesús. Como también es el Dios más práctico y eficaz para los que pretenden ejercer un poder absoluto e incuestionable sobre las conciencias de la gente. Un Dios de esta naturaleza, implacable con los pecadores, le viene divinamente a todo grupo o categoría de personas religiosas que, no sólo tienen la seguridad de que ellos son los poseedores de la verdad sobre Dios, sino que además pretenden imponer esa verdad a todos los que no piensan y viven como ellos.

José María Castillo
La nueva Jerusalén, la Ciudad santa (cf. Ap 21,2-4), es el destino hacia donde peregrina toda la humanidad. Es llamativo que la revelación nos diga que la plenitud de la humanidad y de la historia se realiza en una ciudad. Necesitamos reconocer la ciudad desde una mirada contemplativa, esto es, una mirada de fe que descubra al Dios que habita en sus hogares, en sus calles, en sus plazas. La presencia de Dios acompaña las búsquedas sinceras que personas y grupos realizan para encontrar apoyo y sentido a sus vidas. Él vive entre los ciudadanos promoviendo la solidaridad, la fraternidad, el deseo de bien, de verdad, de justicia. Esa presencia no debe ser fabricada sino descubierta, develada. Dios no se oculta a aquellos que lo buscan con un corazón sincero, aunque lo hagan a tientas, de manera 
imprecisa y difusa. 
Evangelii Gaudium

¡Una linda noticia!

El patriarca de la iglesia copta ortodoxa Tawadros II comunicó por carta al Papa Francisco su deseo de identificar una fecha única para la celebración de la Pascua de Resurrección en todas las iglesias cristianas. 
La unificación de las fec
has de celebración de la Pascua de Resurrección es un deseo del corazón en especial en el norte de África y en Oriente Medio, donde coexisten en el mismo territorio iglesias y comunidades cristianas que fijan la fecha de la Pascua de diferentes maneras...
En su constante discernimiento, la Iglesia también puede llegar a reconocer costumbres propias no directamente ligadas al núcleo del Evangelio, algunas muy arraigadas a lo largo de la historia, que hoy ya no son interpretadas de la misma manera y cuyo mensaje no suele ser percibido adecuadamente. Pueden ser bellas, pero ahora no prestan el mismo servicio en orden a la transmisión del Evangelio. No tengamos miedo de revisarlas. Del mismo modo, hay normas o preceptos eclesiales que pueden haber sido muy eficaces en otras épocas pero que ya no tienen la misma fuerza educativa como cauces de vida. Santo Tomás de Aquino destacaba que los preceptos dados por Cristo y los Apóstoles al Pueblo de Dios «son poquísimos».47 Citando a san Agustín, advertía que los preceptos añadidos por la Iglesia posteriormente deben exigirse con moderación «para no hacer pesada la vida a los fieles» y convertir nuestra religión en una esclavitud, cuando «la misericordia de Dios quiso que fuera libre». Esta advertencia, hecha varios siglos atrás, tiene una tremenda actualidad. Debería ser uno de los criterios a considerar a la hora de pensar una reforma de la Iglesia y de su predicación que permita realmente llegar a todos. 
Evangelii Gaudium.
8 de Mayo: "Nuestra Señora de Luján", Patrona de la República Argentina.

Madre ponemos a nuestra patria bajo tu amparo...
Necesitamos de tu cobijo y auxilio, de tu amor incondicional.
Nuestra sociedad está lastimada y fragmentada, violenta y sufriente.Cubre a nuestra patria con tu manto.
Oremos todos juntos por la República Argentina...

miércoles, 7 de mayo de 2014

La parroquia no es una estructura caduca; precisamente porque tiene una gran plasticidad, puede tomar formas muy diversas que requieren la docilidad y la creatividad misionera del Pastor y de la comunidad. Aunque ciertamente no es la única institución evangelizadora, si es capaz de reformarse y adaptarse continuamente, seguirá siendo «la misma Iglesia que vive entre las casas de sus hijos y de sus hijas».26 Esto supone que realmente esté en contacto con los hogares y con la vida del pueblo, y no se convierta en una prolija estructura separada de la gente o en un grupo de selectos que se miran a sí mismos.
Francisco. Evangelii Gaudium.
La alegría del Evangelio que llena la vida de la comunidad de los discípulos es una alegría misionera. La experimentan los setenta y dos discípulos, que regresan de la misión llenos de gozo (cf. Lc 10,17). La vive 
Jesús, que se estremece de gozo en el Espíritu Santo y alaba al Padre porque su revelación alcanza a los pobres y pequeñitos (cf. Lc 10,21). La sienten llenos de admiración los primeros que se convierten al escuchar
predicar a los Apóstoles «cada uno en su propia lengua» (Hch 2,6) en Pentecostés. Esa alegría es un signo de que el Evangelio ha sido anunciado y está dando fruto. Pero siempre tiene la dinámica del éxodo y del don, del
salir de sí, del caminar y sembrar siempre de nuevo, siempre más allá. El - 13 - Señor dice: «Vayamos a otra parte, a predicar también en las poblaciones vecinas, porque para eso he salido» (Mc 1,38). Cuando está sembrada la semilla en un lugar, ya no se detiene para explicar mejor o para hacer más signos allí, sino que el Espíritu lo mueve a salir hacia otros pueblos.
Francisco. Evangelii Gaudium.
El bien siempre tiende a comunicarse. Toda experiencia auténtica de verdad y de belleza busca por sí misma su expansión, y cualquier persona que viva una profunda liberación adquiere mayor sensibilidad ante las necesidades de los demás. Comunicándolo, el bien se arraiga y se desarrolla. Por eso, quien quiera vivir con dignidad y plenitud no tiene otro camino más que reconocer al otro y buscar su bien. No deberían asombrarnos entonces algunas expresiones de san Pablo: «El amor de Cristo nos apremia» (2 Co 5,14); «¡Ay de mí si no anunciara el Evangelio!» (1 
Co 9,16). 
Francisco. Evangelii Gaudium
Cristo es como un diamante con mil facetas. El es la unión en plenitud de todo lo divino y todo lo humano, de manera que las exploraciones de lo divino en todas las religiones y las exploraciones de lo humano en todos los humanismos, - incluidos los humanismos que pretenden ser ateos - pueden revelarnos algo del misterio de Cristo.
Clement Olivier, "Taizé un Sentido a la Vida"

Mi vida es un instante, una efímera hora. Tu lo sabes, Dios mío, para amarte aquí abajo no tengo más que hoy.
Santa Teresita del Niño Jesús

martes, 6 de mayo de 2014

Una viñeta encontrada en la web nos arranca una sonrisa...
Es que aunque pueda sonar infantil, la MADRE, así con mayúsculas, intercede por cada uno de nosotros ante Dios. Es su modo de ser. Ese es su modo de proceder. No puede dejar de rogar por cada uno de los que le han sido encomendados.
Las madres tenemos eso. Un deseo profundo, desde lo hondo del corazón, de que nuestros hijos tengan vida plena y gozosa.
¡Cuánto más María, entonces, regalo de Dios para todas las generaciones!
@Ale Vallina.
Hay gente que, acaso sin ellos saberlo, son modelos, referencia, y nos miramos en ellos...y nos ayudan a creer en tanto.
José María Rodrígue Olaizola sj

lunes, 5 de mayo de 2014


Sin duda, la homilía de los domingos cumple una tarea insustituible, pero resulta claramente insuficiente para que las personas de hoy puedan entrar en contacto directo y vivo con el Evangelio. Tal como se lleva a cabo, ante un pueblo que ha de permanecer mudo, sin exponer sus inquietudes, interrogantes y problemas, es difícil que logre regenerar la fe vacilante de tantas personas que buscan, a veces sin saberlo, encontrarse con Jesús.
¿No ha llegado el momento de instaurar, fuera del contexto de la liturgia dominical, un espacio nuevo y diferente para escuchar juntos el Evangelio de Jesús? ¿Por qué no reunirnos laicos y presbíteros, mujeres y hombres, cristianos convencidos y personas que se interesan por la fe, a escuchar, compartir, dialogar y acoger el Evangelio de Jesús?
Hemos de dar al Evangelio la oportunidad de entrar con toda su fuerza transformadora en contacto directo e inmediato con los problemas, crisis, miedos y esperanzas de la gente de hoy. Pronto será demasiado tarde para recuperar entre nosotros la frescura original del Evangelio.

José Antonio Pagola
Confíen en la bondad de Dios, que es mayor que todos los males que podemos hacer, y no se acuerda de nuestra ingratitud cuando nosotros, reconociéndonos sencillamente, queremos volver a su amistad.
Santa Teresa de Jesús

domingo, 4 de mayo de 2014

“Señor, enséñanos a amar
a aquellos que no tienen quien los ame.
Hay millones de seres humanos,
tus hijos y nuestros hermanos,
que mueren de hambre sin haberlo merecido,
que mueren de sed,
sin haber hecho nada para morir de sed,
que no Te conocen
sin ser culpables de esta ignorancia.
Señor, no permitas que vivamos
felices y satisfechos en nuestro pequeño mundo.
Haznos entender
la angustia de la miseria universal
y líbranos de nuestro yo,
ciego y solitario.
Esta es nuestra ardiente oración”.
Anónimo

CAMINO DE EMAUS - QUEDATE CON NOSOTROS

"¿No ardía acaso nuestro corazón, mientras nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?". 

Blogroll