sábado, 31 de mayo de 2014

Ella (María) es el modelo de nuestra colaboración en la misión de Cristo. La cooperación de María con Dios comienza con su <<sí>> en el misterio de la Anunciación - Encarnación. Su servicio eficaz - como se expresa en su visita a Isabel - y su solidaridad con los pobres - como se refleja en el Magnificat - hacen que ella sea una inspiración para nuestra acción... Su cooperación en la misión de su Hijo... inspira en nosotros un deseo de entregarnos totalmente a Dios... Así ratificamos nuestra propia misión de servicio al mundo.
CVX Principios Generales



En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo; y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno; y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí? Porque, apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno.¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!.
Lc 1, 39-45

viernes, 30 de mayo de 2014

Somos pequeños instrumentos, pero muchos pequeños instrumentos en las manos de Dios pueden hacer milagros.
Madre Teresa de Calcuta

Somos de Dios: su pertenencia y su tesoro. 
Nada puede separarnos de su Amor extenso, vasto y generoso. Ni los equívocos reiterados, ni las sombras con las que teñimos los días, ni nuestras incoherencias cotidianas…
Él es entrega, aliento y esperanza. Presencia que se hace niño y que además engendra.
Es Amor que devuelve bríos y que nos regala hermanos. Padre que planifica encuentros y que construye puentes que unifican.
Es puerta abierta. Brisa fresca. Campana que tañe y llama.
Somos suyos, aunque lo evoquemos poco y nos marchemos lejos.
¡Grande es Dios que tanto amor nos tiene!
@ Ale Vallina.

jueves, 29 de mayo de 2014

Nuestra Señora de todos los días.
De siempre.
De las masas atareadas, desorientadas.
Los mismos colectivos, las mismas calles,
los mismos diarios.
Las mismas risas, las mismas tristezas.
Todos somos muy parecidos,
pendientes siempre
de nuestras preocupaciones cotidianas. 
Nuestra Señora de las tareas aburridas,
Nuestra Señora del trabajo sin fin,
Nuestra Señora de los días sin alegrías,
Nuestra Señora de las noches sin descanso,
Nuestra Señora de los días inciertos,
de los finales de mes sin dinero,
Nuestra Señora de los años sin vacaciones...
Mujer de la casa, vecina sin historia,
disponible a toda hora y constante en la tarea:
de tu navidad sin alojamiento
a las privaciones de las villas y los ranchos.
De tus angustias de madre
a nuestras inquietudes por los hijos.
De tus pequeños servicios
a nuestros gestos de ayuda.
De tu vida pobre pero gozosa
a nuestras envidias y cálculos.
Yo te saludo María.
Louis Retif

Plegaria por todos los niños del mundo


Quiero pedir por los niños que dejan sus dedos llenos de chocolate en todo lo que tocan, que saltan en los charcos y arruinan sus pantalones nuevos, que comen dulces antes de la comida y que nunca encuentran sus zapatos en la mañana...
Quiero pedir por los niños que miran a los fotógrafos desde atrás de los alambres de púas, que nunca han caminado por la calle con un par de zapatos nuevos, que nunca han jugado "encantados" y que han nacido en lugares a donde nosotros jamás nos acercaríamos, que es donde probablemente morirán...
Quiero pedir por los niños que nos dan besos pegoteados de caramelo y ramos de flores, que duermen con su perro y quieren enterrar a sus pescaditos, que nos abrazan muy fuerte y que olvidan su dinero para la merienda, que riegan la pasta de dientes por todo el baño, que observan con ojos asombrados a su padre cuando se afeita y a su madre mientras se maquilla, que hacen ruido cuando toman la sopa.. También, quiero pedir por los niños que nunca han comido postre, que no tienen cobija favorita que llevar a todos lados, que ven a sus padres sufrir, que se acercan a nuestros coches en cada crucero pidiendo con sus ojos, que no tienen baños para asearse, y cuyas fotos aparecen en las estaciones de policía y no en las oficinas de sus padres...
Quiero pedir por los niños cuyas pesadillas suceden a plena luz del día, que comen lo que encuentran, que duermen bajo el cielo abrigados por periódicos, que nunca han ido al dentista, que no reciben mimos de nadie, que van a dormir hambrientos y despiertan hambrientos, que no tienen dirección...
Quiero pedir por los niños a quienes les gusta que los carguen y por aquellos que tienen que ser cargados, por los que se dan por vencidos y por los que siguen luchando, por los que no encuentran manos que tomar...
Por todos esos niños, Señor, quiero pedir el día de hoy, porque todos son valiosos, dan una nueva forma de amor a nuestras vidas y una razón para vivir, porque ellos nos hacen sentir la necesidad de comprometernos a construir un mundo más justo...
Rezo y pido por nuestros hijos, los que nacieron y los que nacerán,
porque son la mejor esperanza para nuestro mundo, la compensación de nuestro trabajo, la realización de nuestros sueños incompletos, la garantía de nuestra inmortalidad... y la muestra de que Dios no ha perdido la esperanza en los hombres...
Por todos los hijos del mundo...para que DIOS los bendiga con amor y alegría.
Amén
Papa Francisco
María evidencia la interioridad habitada por la conciencia del amor de Dios, capaz de mantener, aún en los momentos más dramáticos, como la muerte del Hijo, una actitud de fidelidad y adhesión a su voluntad, fruto de una confianza ciega, sólida y perseverante.
Anna Bissi
La presentan inaccesible. Habría que presentarla imitable; hacer resaltar sus virtudes; decir que vivía de fe, como nosotros; probarlo por el Evangelio donde se lee: <<no comprendieron lo que se les decía>>. está bien hablar de sus prerrogativas, pero es necesario, ante todo, que se la pueda imitar. Ella prefiere la imitación a la admiración. Y su vida fue muy sencilla.
Santa Teresa de Lisieux

miércoles, 28 de mayo de 2014

¿Dónde está la fuente de esperanza y de alegría? Está en Dios que nos busca incansablemente y encuentra en nosotros la belleza profunda del alma humana.
 Roger de Taizé

“Nos lastimaremos, pero nuestras heridas cicatrizarán. Sufriremos, pero volveremos a estar enteros. Así como el rebaño necesita un pastor porque hay lobos en el mundo, encontraremos que el mundo es un lugar menos temible y más habitable porque <<Tú estás conmigo>>”.
Harold S. Kushner

La esperanza es un regalo de Dios para sostenernos en los momentos duros...

lunes, 26 de mayo de 2014

Si hay espacios vacíos en nuestra vida, sueños que jamás se cumplen, gente que estaba y ya no está, el propósito de esos espacios vacíos no es frustrarnos o rotularnos como perdedores. Los espacios vacíos tal vez estén ahí para darnos un lugar para crecer, para soñar, para anhelar, y para enseñarnos a apreciar lo que tenemos porque tal vez no estaba ahí ayer y tal vez no esté allí mañana.
Harold S. Kushner


Una foto que trae esperanza...

Abrazo del Papa Francisco con un rabino judío y un líder musulmán. «Aprendamos a comprender el dolor del otro. Que nadie instrumentalice el nombre de Dios para la violencia. Trabajemos juntos por la justicia y por la paz. ¡Salam!»
Fuente:Razón y fe.

domingo, 25 de mayo de 2014

«Para ser feliz abre tu mente»


«Si ustedes me aman, guardarán mis mandamientos. Entonces Yo rogaré al Padre, y Él les dará otro Paráclito (Intercesor) para que esté con ustedes para siempre; es decir, el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque ni Lo ve ni Lo conoce, pero ustedes sí lo conocen porque mora con ustedes y estará en ustedes. No los dejaré huérfanos; vendré a ustedes. Un poco más de tiempo y el mundo no me verá más, pero ustedes me verán; porque Yo vivo, ustedes también vivirán. En ese día conocerán que Yo estoy en mi Padre, y ustedes en mí y Yo en ustedes. El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre; y Yo lo amaré y me manifestaré a él».

Jn 14,15-21


¿Por qué a muchos cristianos les resulta difícil ser felices?
En un alto porcentaje se debe a que viven “imaginando la felicidad”. Creen que la felicidad se construye primero en la mente, y que luego deben lograr  que la realidad se adecúe exactamente con lo imaginado.
Este esquema mental percibe la felicidad como el resultado de que todo y todos se corresponda exactamente con lo elaborado en la mente y tejido por los pensamientos. Y a decir verdad, esta es la fórmula más eficaz para ser infelices, desgraciados y arruinar cualquier relación.
Por ejemplo, ¿Cuántas veces creemos conocer lo que los demás necesitan en lugar de preguntarles que sienten o quieren? ¿Cuántas veces queremos que los demás se comporten como imaginamos deben actuar? ¿Cuántas veces en nuestras peleas y discusiones se enfrentan dos modelos de pensamientos igualmente rígidos intentando convencer al otro de que sus ideas son mejores?
Cuando «imaginamos» de manera tan cerrada nuestra felicidad corremos, al menos,  dos riesgos. El primero es vivir intentando que el mundo se corresponda con nuestros pensamientos, sin capacidad para descubrir las alternativas que Dios nos ofrece. Porque pensar o imaginar un mundo mejor, o creer que podemos construir relaciones más auténticas, sinceras y solidarias no está mal. El error es que no tenemos ni el corazón ni la mente lo suficientemente abierta para saber leer los signos de los tiempos y descubrir el camino que el Espíritu de Dios nos señala.
El segundo riesgo es continuar conservando y alimentando la tan conocida tendencia natural de «mirarnos el ombligo» y pretender que todos respondan a nuestros requerimientos y caprichos.
En realidad, la felicidad es un resultado pero no un fin en sí mismo. La verdadera felicidad se desprende de saber comprender, discernir y elegir el camino que Dios nos va mostrando en los acontecimientos que vamos viviendo. Es decir, de aprender a renunciar a las «ideas fijas» y abrir la mente para captar las alternativas de Dios.
Los discípulos de Jesús pasaron por el mismo dilema; o se disponían a comprender a Dios fuera de sus esquemas mentales o llegaría el momento en que lo traicionarían.
Ellos habían imaginado al mesías de tal modo que no podían comprender por momentos la manera de proceder de Jesús. «Atoraron» sus mentes y sus corazones de expectativas que ellos mismos imaginaron y no supieron leer los signos que Jesús venía realizando.
Para liberar nuestra mente de las ataduras de los propios pensamientos, fantasías e imaginaciones, debemos aprender a aceptar lo que vivimos, tal y como suceden sin juzgar, negar o simular. Porque si no comenzamos por aceptar la realidad que vivimos, con toda la belleza y la crudeza que tiene, no podremos construir absolutamente nada nuevo. Pasamos casi el 80% de nuestra vida luchando por “cambiar” la realidad, sin antes aceptarla primero.  Sólo se puede cambiar algo si primero la aceptamos y no negamos la realidad.
Cuando Jesús anuncia que nos enviará «otro Paráclito» está diciendo que tendremos otro guía que nos ayudará a conducirnos en la vida. Ese «otro» es el Espíritu Santo que nos ilumina el corazón y la mente con sus siete dones, pero necesita de nosotros la disposición de una mente abierta y un corazón desapegado para saber acoger sus mociones.
La felicidad viene como resultado, como consecuencia de haber acertado en el camino que Dios nos va marcando. Para ser discípulos de Jesús debemos aprender a renunciar y desapegarnos de nuestras «ideas fijas» de felicidad para descubrir las alternativas que Dios nos ofrece.
El problema de muchos hombres y mujeres es creer que tienen la fórmula para ser felices y necesitan de «alguien», que luego convierten en «algo», para lograr sus metas. ¡Si no abres tu mente y corazón jamás lograrás ser feliz!  
San Ignacio de Loyola descubrió que la única manera de ser peregrino es aprendiendo a discernir los espíritus para seguir la moción de Dios. El Espíritu de Dios es creativo, vive en nosotros y podemos comprender sus inspiraciones.
Pidamos a Dios aprender a despojarnos de modelos mentales añejos para abrirnos a la acción de su Espíritu que nos indicará el camino para ser felices en cada instante de nuestra vida y no como el resultado de una fatigosa y sacrificada vida de «buenos cristianos».



P. Javier  Rojas sj

Líderes de Palestina e Israel aceptan invitación del Papa Francisco para reunirse en el Vaticano

Líderes de Palestina e Israel aceptan invitación del Papa Francisco para reunirse en el Vaticano

[VIDEO] Papa Francisco en español con niños refugiados en Belén: La violencia no se vence con la violencia

[VIDEO] Papa Francisco en español con niños refugiados en Belén: La violencia no se vence con la violencia

Blogroll