miércoles, 28 de enero de 2015



«Re-cor-dar es un “volver a dar nuestro corazón”. Cuando recordamos algo o a alguien no estamos sino haciendo que nuestro corazón refresque y recree los latidos con los que aquella experiencia o persona se adentró en nuestra sangre y nos recorrió por entero. Al recordar no repito sino que reitero. Es entonces cuando lo mismo de ayer, de hace unos años e incluso de todos los días, se hace absoluto presente, es decir, divino regalo»
José María Toro
1.- Reitera tu amor a los demás

2.- Re-cuer-da que la misericordia de Dios se actualiza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll