jueves, 12 de febrero de 2015

Hay una alianza que nunca puede derrumbarse ni tiene un final. Es la lealtad que Dios tiene por todos sus hijos. 
Ale Vallina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll