lunes, 16 de febrero de 2015

La Iglesia no debe convertirse en el “Club de los Reprimidos”, sino en el lugar donde se aprende lo que significa amar con todas las letras.
P. Javier Rojas sj

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll