viernes, 6 de febrero de 2015


No evites mirarte a ti mismo. No eludas responderte esas preguntas vitales que te dirán quién eres, cuál es tu misión, hacia dónde caminas.
La vida no es para meter la cabeza en un hoyo oscuro y permanecer inmóvil. Es para encontrarse con uno mismo, conocerse, para intimar profundamente con el que nos ha creado por Amor… y con todo este bagaje lanzarnos al encuentro de los otros, especialmente de los más necesitados.
Caminamos la vida para encontrarnos con ellos. Compasivamente y con pasión por el Reino.
@Ale Vallina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll