viernes, 8 de mayo de 2015

La capacidad de asombro es un don espiritual.
Es la capacidad de reconocer, apreciar y disfrutar los muchos regalos de Dios --- la belleza y las maravillas de la creación y el misterio del reino de Dios dentro de nosotros y en nuestro entorno.
Sin la capacidad de asombro, una rosa es solamente una planta.  Su aroma, su color y su forma no nos deleitan de manera especial, y mucho menos nos llevan a maravillarnos del hecho de que Dios haya puesto una cosa tan bella en nuestro mundo.
Dios creó todo el mundo --- minerales, plantas, animales y a otros seres humanos --- como un regalo para nosotros.  Sin la capacidad de asombro no podemos ver todo esto como un signo del amor de Dios por nosotros. 
Por Rebekah Rojcewicz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll