viernes, 15 de mayo de 2015

Nada iguala a María.
Nada, si no es Dios, es más grande que María.
Y Dios dio a María.
a su mismo Hijo, igual que Él.
Así que es Hijo de Dios y de María.
La naturaleza entera fue creada por Dios,
y Dios nació de María.
Dios lo creó todo
y María engendró a Dios.
Aquel que pudo hacer todas las cosas de la nada
no quiso rehacer sin María
lo que fue deshonrado.
Dios engendró a Aquél por quien todo fue hecho,
y María dio a luz a Aquél
sin el cual absolutamente nada está bien.
Nada iguala a María.
San Anselmo de Canterbury

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll