viernes, 1 de mayo de 2015

Señor Jesús, tú que nos dijiste que no nos aflijamos por nada, sino que te lo presentemos en oración, hoy te suplico para que yo encuentre un trabajo que realice mi dignidad humana, que me provea lo necesario para mi familia, un trabajo que me lleve a Ti y haga de mi vida un servicio a los demás. Muéstrame como participar de un trabajo que construya una sociedad más justa, más fraterna, más solidaria y honesta. Líbrame de búsquedas egoístas, de aceptar trabajos que me corrompan o corrompan a otros, de buscar empleos que dificulten mi vida familiar y/o de cristiano. Quita de mi toda pereza, todo orgullo o todo otro desorden de mi naturaleza que dificulte la obtención del trabajo. Amén.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll