martes, 16 de junio de 2015

Muchos padres se equivocan pretendiendo que sus hijos se parezcan a ellos. Su hijo no tiene que parecerse a nadie, no puede convertirse en la versión mejorada de sus padres. Él debe ser fiel a sí mismos y buscar realizarse al máximo. 
Enseña a tu hijo a ser independiente y a saber elegir. No lo hagas por él.
P. Javier Rojas sj

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll