miércoles, 10 de junio de 2015

Si alguno amara la pobreza, mas no quisiera sentir penuria, ni séquito de ella, sería un pobre demasiado delicado y sin duda mostraría amar más el título que la posesión de ella, o amarla más de palabra que de corazón.
Ignacio de Loyola, Carta a los PP. y HH. de Padua, 7 de agosto de 1547

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll