lunes, 17 de agosto de 2015


Mi felicidad no consiste en otra cosa que hacer la voluntad de Dios, con alegría o sin ella, sea cual fuere el juicio de los hombres. Si noto faltas esté cierto que junto con pedir perdón de ellas estoy perdonado. Que nada pues, me quite la habitual alegría.
San Alberto Hurtado

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll