viernes, 18 de septiembre de 2015


ORACIÓN DEL DÍA
 Amor a uno mismo

HOY PEDIMOS:   Aprender a disfrutar de la propia compañía para que fluya libremente el amor hacia los demás.

MEDITACIÓN

Jesús dijo  “Ama a tu prójimo, como a ti mismo”, pero por lo general hacemos más hincapié en la primera parte del mandamiento. ¿Qué pasa con el amor a nosotros mismos? Con el tiempo voy aprendiendo que amo mejor a mis hermanos, libremente y sin esfuerzo, cuando aprendo a ocuparme y a amarme a mí mismo.  Amarse a uno mismo significa aceptarse incondicionalmente con luces y sombras. Y que sólo acogiendo el amor gratuito que Dios me tiene a pesar de mis pecados y miserias es como aprendo a amar al prójimo con misericordia. Lo que gratis he recibido, gratis debo dar: Amor. 

PROPÓSITO DEL DÍA. 

Hoy intentaré hacerme un regalo a mí mismo. ¿Hace cuánto que no me ocupo de mí? Lo que estoy haciendo hoy en día, ¿por qué lo hago? ¿Lo disfruto? ¿Me animo a quedarme a solas conmigo mismo?

jueves, 17 de septiembre de 2015


ORACIÓN DEL DÍA
El Silencio

HOY PEDIMOS:   Disfrutar del silencio que me conduce a la experiencia del encuentro.

MEDITACIÓN 

El silencio interior es una experiencia de intimidad con Dios.  Aumenta la sensibilidad de los sentidos,  la claridad mental, ayuda a la comunicación con uno mismo, con Dios  y con nuestros hermanos. Podemos comprender más sabiamente lo que nos sucede cuando llevamos al silencio lo que vamos viviendo. El silencio nos enseña a descubrir lo maravilloso de lo sencillo, a disfrutar de lo pequeño, a descubrir nuestros grandes deseos, a valorar lo que tenemos, y a soltar lo que ya no nos ayuda. Cuando hacemos silencio, Dios es palabra que consuela y anima. En el silencio pulimos nuestra esencia y tomamos conciencia de que hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios.

PROPÓSITO DEL DÍA

El desafío de hoy es regalarnos un ejercicio simple de silencio. ¿Te animas a estar a solas con Dios en el silencio? Busca un momento para escuchar la voz de Dios en tu interior?

miércoles, 16 de septiembre de 2015


ORACIÓN DEL DÍA
Todo lo que sucede es lo que debe suceder

HOY PEDIMOS:   Abrirme a la gracia de Dios para aprender a leer lo que va sucediendo en mi vida.

MEDITACIÓN

A medida que pasan los años voy aprendiendo que todo lo que me sucede en la vida es necesario para mi crecimiento personal. Cada tiempo, cada momento, cada instante es necesario, y Dios en todos ellos me acompaña e instruye.  Incluso en los momentos difíciles, en las pérdidas de vínculos, en el sufrimiento de alguien cercano, en la incertidumbre del trabajo, en la enfermedad, me está enseñado algo. La vida es un proceso que debemos aprender a internalizar para descubrir la sabiduría que encierra. 

PROPÓSITO DEL DÍA. 

¿Confío plenamente en que todo lo que sucede es para mi bien? ¿Me desespero cuando mis tiempos no coinciden con los tiempos de Dios? 

lunes, 14 de septiembre de 2015


ORACIÓN DEL DÍA
DÍA 14 - De mi paisaje interior

HOY PEDIMOS: 
La gracia de estarnos con el Señor en nuestro corazón disfrutando de nuestro paisaje interior.

MEDITACIÓN

Señor, vienes coloreando mi nuevo paisaje interior que florece con nuevo vigor. Hoy quiero colaborar contigo en lo que quieres sembrar por mi intermedio. Quiero estar contigo, quiero que estés en mí. Quiero estar contigo en el trabajo, en el estudio o las tareas que tenga por delante. Dame la gracia de disfrutar el día como se presente sin cambiar ningún color de esta primavera. Hoy necesito reposar y descansar en tu corazón. Apoyar mi cabeza en Tu pecho y sentir tu amor. Vos. 

PROPÓSITO DEL DÍA

Cuando tenga un tiempo para estar a solas con Dios, cerraré los ojos y elevaré mi entendimiento al cielo para pensar cómo me mira el Padre, y le ofreceré el día que comienza. 

domingo, 13 de septiembre de 2015



ORACIÓN DEL DÍA

Del florecer del servicio y el amor a los demás

HOY PEDIMOS: la gracia de servir a Dios y los hermanos con sana y discreta caridad.

MEDITACIÓN 
La primavera embellece y hermosea lo que el invierno fraguó. Anuncia los frutos que llegarán en el verano. Somos primavera que el invierno fecundó para que lleguemos a ser fruto que alimente a otros. ¿Cómo aprender a dar? San Ignacio dice con discreta caridad, es decir, con un amor que mire sin juzgar, que actúe sin invadir, que sirva sin imponer a los demás. El servicio que nace del amor no es arrebatado ni caprichoso, no busca figurar ni llenar espacios. Quiere ser, por sobre todo las cosas, respuesta a un amor primero. 


PROPÓSITO DEL DÍA
Me preguntaré en cada ocasión ¿Qué bien puedo hacer hoy en el lugar en el que estoy ahora? Y dejaré que Dios me descubra cómo servir mejor con discreta caridad.

Blogroll