jueves, 25 de febrero de 2016

Día 25
 
Con Jesús por la mañana: En la mirada de Jesús, toda persona recobra su dignidad. Se acerca sin juzgar y descubre unas cualidades que están por despertar, que pueden llenar de sentido una vida. Acercarse a personas marginadas requiere una mirada así. Sumergirse en el mundo de los empobrecidos es reconocer todo lo que hemos recibido gratis, para darlo gratis. ¿Por qué no ayudas y te comprometes más con los que lo están pasando al menos peor que tú? Sin duda vas a recibir mucho más de lo que des.

Propósito durante el día: Hoy, al mirar a los demás tendré presente que anida en ellos la imagen y semejanza del Creador. Las trataré con dignidad y respeto.
Con Jesús por la noche: Doy gracias a Dios por el día. ¿Qué experiencia ha quedado resonando en mi interior? ¿Qué me dice? Hoy, ¿Traté a los demás con dignidad y respeto? Pido perdón. Mañana, no olvidaré que con la misma vara que mida a los demás seré medido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll